Alergias alimentarias en perros

Muchos dueños se sorprenden al descubrir que los perros también pueden tener alergias a ciertos ingredientes, incluso a alimentos premium.
Aunque le demos la mejor comida del mundo, el perro aún puede ser alérgico a varios de estos ingredientes.

¿Qué es exactamente una alergia alimentaria? Ocurre cuando el sistema inmune de un perro identifica erróneamente un ingrediente particular como dañino. Su cuerpo empieza a crear anticuerpos defensivos para luchar contra el enemigo invasor (la comida).

Alergias alimentarias en perros

Este ingrediente siempre es una proteína contenida en la comida del perro. Las proteínas son los nutrientes más presentes en los alimentos para perros, y aunque la mayoría de las personas reconoce que las carnes son una fuente de proteínas, también hay proteínas presentes en los cereales y las verduras. Cualquiera de estas proteínas tiene el potencial de causar una alergia alimentaria en el perro.

No se conoce con exactitud todo el proceso de sensibilización a un ingrediente en particular, y la complicada respuesta de los anticuerpos que ocurren en el tracto intestinal de las mascotas con alergias alimentarias.

Pero hay muchas cosas que sí sabemos, incluidos los síntomas, cómo diagnosticar las alergias alimentarias, y también cómo tratarlas.

Síntomas de alergia a los alimentos en perros

Estos son algunos signos comunes, pero poco conocidos, de que tu perro puede estar sufriendo un a alergia alimentaria.

Infecciones crónicas de oído

Las infecciones de oído frecuentes, es decir, si se producen más de 2 o 3 por año, son un signo revelador de una alergia alimentaria.

Aunque hay otras causas que pueden producir infecciones de oídos, como hongos o ácaros, las que persisten a lo largo del año pueden indicar una alergia alimentaria.

El oído del perro tiene una acumulación negra o marrón y huele mal, se sacude persistentemente la cabeza y se rasca con frecuencia la oreja irritada. Una limpieza regular no evita que vuelva a ocurrir, ya que puede aliviar los síntomas pero no resuelve el problema.

Antes de afirmar que se trata de una alergia alimentaria, hay que descartar otras causas, como infecciones por ácaros, hongos o por el agua (los perros que nadan son propensos a esto).

sintomas alergia alimentaria

Lecho ungueal (la piel debajo de la uña) rojo o marrón

Esto es más fácil de observar en perros con uñas blancas, como Dálmatas, Boxers, Bulldogs y Spaniels. Se ve que la piel debajo de la uña del perro es roja, con aspecto sangriento. Este es un signo de una respuesta inmune inflamatoria.

Las uñas blancas de tu perro deben ser blancas, o ligeramente rosadas, pero una uña roja, marrón o rojiza indica que algo no está bien. Además, el perro parece lamérselas con frecuencia.

Antes de afirmar que se trata de una alergia alimentaria, hay que descartar una lesión en la pata, o un trastorno de la tiroides.

Rojez alrededor de la boca

Esto es más notable, de nuevo, en razas con pelaje blanco. Notarás que la zona alrededor de su boca está rosada e inflamada y que el perro se arrasca esa zona a menudo. Esto puede indicar una infección fúngica, frecuentemente desencadenada por una alergia.

Antes de afirmar que se trata de una alergia alimentaria, hay que descartar una infección fúngica o quemaduras solares (sí, ¡los perros también pueden quemarse al sol!)

Picazón en la piel, abdomen enrojecido y pelaje sin brillo

Juntos, estos síntomas pueden indicar una alergia alimentaria.
La piel debajo del pelaje está enrojecida o rosada, seca e inflamada. El perro se arrasca constantemente sin alivio, posiblemente causando la pérdida de pelo en la zona.

Esto puede deberse a una alergia ambiental, o a una alergia a los alimentos.

Antes de afirmar que se trata de una alergia alimentaria, hay que descartar que no sea un picor producido por residuos del champú, una alergia al polen o por picaduras de pulgas.

Ojos llorosos

Verás que el perro se rasca los ojos a menudo, tiene una secreción pegajosa o un conducto lagrimal obstruido, y puede tener una producción excesiva de lágrimas. Esto causa manchas negras en la ojera e irritación.

Antes de afirmar que se trata de una alergia alimentaria, hay que descartar un traumatismo ocular. Y si ves que persisten los problemas oculares, consulta a tu veterinario.

Es difícil diferenciar a un perro que tiene alergias alimentarias, de uno que padece piel atópica u otras alergias. Sin embargo, hay algunas señales que aumentan las sospechas.

La primera señal es problemas recurrentes de oído, particularmente infecciones por hongos. La segunda señal es un perro muy joven con problemas de piel moderados o severos. Una tercera señal es si el perro sufre de alergias durante todo el año, o si los síntomas comienzan en invierno-primavera. Y la última señal, es si un perro que tiene mucha picazón en la piel no responde al tratamiento con esteroides.

Alimentos que causan alergias a los perros

Varios estudios han demostrado que algunos ingredientes son más propensos a causar alergias que otros.

alimentos mas propensos a causar alergias

  • Ternera. Es uno de los ingredientes más comunes en los alimentos para mascotas, lo que puede ser una de las razones por las que es el principal ingrediente perjudicial.
  • Lácteos. Algunos perros tienen problemas para digerir la lactosa presente en los lácteos. Esto es más bien una intolerancia, que una alergia real. Lo complicado es que también puede ser una verdadera alergia a los lácteos, por lo que es difícil saber qué tiene el perro.
  • Trigo. Existen muchos conceptos erróneos sobre los alimentos para perros que contienen hidratos de carbono, especialmente los cereales. Es mucho más común que los perros tengan alergias a la carne que a los cereales, por ejemplo. Sin embargo, algunos perros tienen una reacción alérgica al trigo.
  • Huevos. Una alergia al huevo significa que el sistema inmune del perro reacciona de forma exagerada a las proteínas presentes en la yema de huevo. Afortunadamente, es relativamente fácil evitar los huevos. Solo asegúrate de verificar las etiquetas de los alimentos.
  • Pollo. El hecho de que tu perro haya comido pollo durante años sin presentar ningún síntoma, no significa que no pueda ser alérgico a esta proteína.
  • Cordero. El cordero no está tan presenten en los alimentos para perros. Sin embargo, también es una posible causa de alergia.
  • Soja. La soja es uno de los alimentos más propensos a causar alergias alimentarias. 

    La mayoría de estos ingredientes se encuentran en alimentos para perros comerciales, y se usan habitualmente en dietas crudas caseras.

Esta correlación no es una coincidencia. Mientras que algunas proteínas pueden ser un poco más antigénicas que otras, muchas proteínas son similares en su forma y la incidencia de reacciones alérgicas probablemente esté asociada con la cantidad de exposición.

dieta de eliminacion alergias

¿Cómo detectar una alergia alimentaria en perros?

El diagnóstico de una alergia alimentaria es muy sencillo. Pero para ello, primero hay que descartar o tratar todas las demás posibles causas.

La mejor forma de detectar una alergia alimentaria es mediante una dieta de eliminación.

Esto consiste en alimentar al perro con una fuente nueva de proteínas e hidratos de carbono durante al menos 12 semanas. Una fuente nueva sería una proteína y un hidrato de carbono que no ha comido nunca, como por ejemplo conejo y avena, o venado y centeno.

Independientemente de la dieta que utilices, debe ser lo único que coma el perro durante esas 12 semanas. Esto significa que no le puedes dar premios, golosinas, ni medicamentos saborizados, ni huesos de piel, absolutamente nada más que la comida y el agua.

Mantén al perro fuera de la habitación durante las comidas. Cualquier trocito o miga caída de la mesa, o lamida de un plato, pueden anular la prueba de eliminación y tendrás que empezar de nuevo.

Además, si se pasea al perro debe estar amarrado, y se debe controlar todo lo posible para que no coma nada de comida de la calle.

Así se eliminan todos los alérgenos comunes que figuran en la tabla de arriba.

Si durante este periodo el perro muestra una gran reducción o eliminación de los síntomas, entonces se vuelve a introducir un alimento sospechoso. Esto se llama prueba de tolerancia o reintroducción, y es esencial para confirmar el diagnóstico.

Si los síntomas vuelven a aparecer después de introducir un alimento, se confirma el diagnóstico de alergia alimentaria. Si no se han producido cambios en los síntomas, se puede volver a introducir otro alimento sospechoso, y así hasta dar con el o los alimentos que provocar la alergia.

La única forma de diagnosticar con precisión las alergias alimentarias es con esta prueba, ya que no hay evidencia de que un análisis de sangre sea preciso para el diagnóstico de una alergia alimentaria.

alimentos a eliminar en una alergia

Tratamiento de una alergia alimentaria

El tratamiento para las alergias alimentarias es la eliminación del alimento. Una vez se ha identificado el ingrediente causante a través de la dieta de eliminación, se elimina completamente de la dieta.

Se puede obtener cierto alivio a corto plazo con ácidos grasos, antihistamínicos y esteroides, pero la eliminación de los productos de la dieta es la única solución a largo plazo.

Para alimentar a partir de ahora a nuestro perro tenemos dos opciones: darle una dieta especial comercial o una dieta casera.

Al darle una dieta casera, podemos estar más pendientes de la prueba de tolerancia. Por ejemplo, si los síntomas del perro han disminuido con la dieta de conejo y avena, entonces podemos añadir otra carne diferente (por ejemplo ternera) a la dieta durante dos semanas.

Si nuestro peludo no muestra ningún síntoma, entonces se puede añadir otro ingrediente durante otras dos semanas.
Y si empieza a mostrar los síntomas anteriores, podemos suponer que la ternera es uno de los ingredientes a los que la mascota es alérgica.

Retiramos la ternera, y una vez que los síntomas hayan desaparecido, introducimos un ingrediente diferente, y así sucesivamente hasta que se hayan identificado todos los ingredientes causantes de la alergia. Entonces se puede formular una dieta libre de alimentos perjudiciales.

Si vamos a darle una dieta casera, es importante que esté equilibrada, con la cantidad correcta de ingredientes, vitaminas y minerales. Lo mejor es que nos la planifique un veterinario.

Ten en cuenta que algunas mascotas con alergias a los alimentos, pueden desarrollar alergias a nuevos alimentos si se alimenta con estos alimentos durante el tiempo suficiente.

Los alimentos comerciales hipoalergénicos están elaborados con proteínas hidrolizadas. Eso significa que las proteínas ya se han descompuesto en trozos lo suficientemente pequeños como para que no provoquen una respuesta inmune.

Razas más propensas a alergias alimentarias

Los perros pueden ser alérgicos a ciertos alimentos si tienen la predisposición genética para desarrollar alergias alimentarias.

No existe una relación entre razas específicas y alergias alimentarias, aunque si se ve una mayor incidencia en los Boxer, Cocker Spaniel, Springer Spaniel, Collie, Dálmata, Pastor Alemán, Lhasa Apso, Schnauzer Miniatura, Retriever, Shar Pei, Irish Soft Coated Wheaten Terrier, Dachshund, y West Highland White Terrier.

Afectan por igual a machos y hembras, y a animales esterilizados y no esterilizados. Pueden aparecer desde los cinco meses y hasta los 12 años de edad.

¿Es lo mismo alergia que intolerancia alimentaria?

Se debe hacer una distinción entre las alergias a los alimentos y las intolerancias alimentarias. Las alergias muestran los síntomas característicos de picazón y los problemas de la piel.

Las intolerancias tienen una sintomatología diferente, y en los perros son similares a las intolerancias en los humanos, diarrea, vómitos o malestar estomacal.

Afortunadamente, tanto las intolerancias alimenticias como las alergias se pueden eliminar con una dieta libre de los alimentos que lo provocan.

Tener un perro con alergias alimentarias puede ser desafiante y desalentador. Un diagnóstico adecuado de la alergia puede hacer que sea más fácil llevarla, y entender por qué las alergias a los alimentos pueden ayudarnos a prevenir el inicio de futuras alergias. Con la alimentación tan variada que hay ahora, no es difícil encontrar nuevas fuentes de proteínas. Así que si tienes un perro con alergia, anímate, mejorará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *