Cómo evitar que tu perro coja pulgas

como evitar pulgas

Hola ¿Cómo estáis?

Ahora que estamos en invierno, echamos de menos la primavera y el verano, épocas en las que hace mejor tiempo y podemos ir al parque, de excursión o a la montaña con nuestro peludo amigo. Pero con el calor, también vuelven las pulgas, y hay que estar prevenidos.

No sólo son horribles parásitos que hacen que nuestro perro se arrasque, también pueden causarle enfermedades graves. Tenemos varias opciones para evitar las pulgas ¿Sabes cuales son?

Métodos para evitar las pulgas

Pipetas

Aunque aplicamos la pipeta en una zona pequeña del cuerpo, realmente son muy efectivas porque actúan protegiéndolo completamente. El líquido se distribuye por todo su cuerpo a través del aceite natural de la piel, y se queda retenido en las glándulas sebáceas del animal. Por eso pasados varios días, puede bañarse, nadar o mojarse con total tranquilidad.

¿Cómo actúa la pipeta? Tiene un compuesto químico que altera el sistema nervioso de los parasitos, provocando su muerte. A nuestro perro no le afecta, puesto que no entra en su organismo.

La pipeta nos asegura varios meses libres de pulgas, dependiendo de la marca que sea. Antes de elegir un determinado producto, asegúrate de que es el más apropiado para la edad y el tamaño de tu perro.

Precisamente son las que utilizo yo con Pixel. Le pongo las de la marca Advantix que duran un mes. En el prospecto te indican cómo ponerlo, según el tamaño del perro, y hay que tener la precaución de no bañarlo los 3 días antes, ni los 3 siguientes.

Pastillas

Son medicamentos orales que el perro se traga sin problemas, ya que suelen tener un sabor que les atrae. Funcionan interrumpiendo el ciclo de vida de las pulgas, pero no matan a las pulgas adultas al contacto con la piel. Generalmente, los efectos pueden durar un mes.

La ventaja de las pastillas, es que no hay que preocuparse de si se moja el perro después de la aplicación, ni de si lo tocan niños pequeños inmediatamente después de la administración, como ocurre con las pipetas.

No ha probado las pastillas antipulgas, pero si que conozco a muchos dueños que las usan y les va muy bien.

pipetas

Champú antipulgas

Bañar a tu perro con un champú especial que mate las pulgas o garrapatas al contacto, es un método barato de protegerlo durante la temporada de pulgas, o durante todo el año. Hay que bañarlo bastante a menudo, aproximadamente cada dos semanas, ya que los compuestos de estos champús no son tan eficaces como las pipetas o las pastillas. Y hay que asegurarse de que el champú se ha extendido por toda la piel del perro.

Puede que este método no sea suficiente para evitar del todo las pulgas, por eso, sería buena idea combinarlo con otro que resulte más eficaz.

Collar antipulgas

Los collares que repelen y matan las pulgas son otra opción. La sustancia activa está en el collar, y se distribuye por el cuerpo del perro del mismo modo que la pipeta, a través de los aceites naturales de la piel y el pelo. El problema del collar es que todo lo que toca lo impregna con el producto químico, y siempre hay que lavarse las manos después de tocar al perro.

El collar se tiene que poner de la misma forma que cualquier collar para perro, dejando que haya suficiente espacio para que quepan dos dedos entre el cuello y el collar. También hay que cortar el exceso de longitud para evitar que el perro lo pueda masticar. Elige un collar apropiado para su edad y tamaño.

El tiempo de protección es bastante alto, suele ser de 6 meses por collar, y además lo protege de las picaduras de insectos y de las garrapatas.

Se han dado casos de alergia al collar, por eso, si es la primera vez que se lo pones, observa si sufre signos de malestar (por ejemplo, el rascado excesivo), y quítaselo cuanto antes.

Aparte de las alergias, el problema que le veo al collar antipulgas, es que si tienes dos o más perros, es probable que jugando se muerdan el collar y pueda causarle algún daño al perro que ingiera la sustancia tóxica. Para bañarlo, hay que quitarle el collar.

tratamientos naturales

Tratamientos naturales para evitar las pulgas

Aunque estos métodos son los más populares para evitar las pulgas, están llenos de productos químicos que no sabemos que efectos secundarios podrían tener en los humanos y en otras mascotas.

Por eso, hay quienes deciden usar métodos preventivos naturales, pues tienen niños pequeños en casa u otras mascotas. En vez de estar constantemente aplicando repelentes sintéticos, existen sustitutos naturales que pueden mantener a raya a estos parásitos.

Se tratan de aceites esenciales o ingredientes cotidianos que actúan como insecticidas y pesticidas naturales que pueden matar o repeler a las pulgas debido a sus compuestos naturales. De hecho, muchos de ellos se encuentran en los repelentes de pulgas comerciales. ¿Sabes cuales son?

Collar antipulgas casero

Un collar antipulgas casero aleja las pulgas sin tener que utilizarlo por vía tópica, y mantiene a raya a las pulgas.

Vas a necesitar un collar o un pañuelo para perro, 3-5 gotas de aceite esencial de lavanda o aceite esencial de cedro, 1-3 cucharadas de agua y un gotero.

Diluye el aceite que elijas en el agua, algunas personas lo añaden sin diluir, pero yo creo que es mejor diluirlo un poco. Utiliza un gotero para aplicar 5-10 gotas de la mezcla al collar o bandana, y frota los lados de la tela para que se esparza el líquido. Átalo al cuello del perro. Repite la operación una vez por semana.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana mantiene la piel de los perros ligeramente ácida, lo cual repele naturalmente las pulgas y garrapatas. Es mejor no aplicarlo directamente sobre la piel del perro, ya que puede irritarla.

Es un tratamiento que puede utilizarse junto a otros tratamientos naturales, y no sólo disuade a las pulgas, sino que también mejora el aspecto de la piel y el pelaje de dentro hacia afuera.

Para un perro de 10 kilos, diluye 1/2 cucharadita de vinagre de sidra de manzana en 1 litro de agua y haz que lo beba durante el día.

Spray antipulgas

Además de repeler las pulgas, el pelaje del perro estará más brillante después de utilizar este spray antipulgas. El aceite esencial le dejará además un olor agradable.

Vas a necesitar 240 ml de vinagre de sidra de manzana, 1 litro de agua, 2-3 gotas de aceite esencial de lavanda o de cedro y un atomizador.

Mezcla los líquidos en el atomizador y rocía con esta mezcla el pelaje del perro, teniendo cuidado de no hacerlo sobre sus ojos, nariz y orejas. Para aplicarlo en la cara, humedece un trapo con la mezcla y pásalo por la cara del perro. También puedes aplicarlo sobre su cama y sus cosas, incluso en casa.

perro con pulgas

Jugo de limón

Mezcla 120 ml de jugo de limón con 360 ml de agua y medio vaso de champú para perros. Las cantidades van a variar dependiendo del tamaño del perro, pero como regla general es 2 partes de agua para cada media taza de jugo de limón y jabón. Lava a tu perro con esta mezcla una vez a la semana para que no coja pulgas.

Aceite esencial de árbol del té

Añade 3-4 gotas de aceite esencial de árbol del té a su champú habitual y aplícaselo cada vez que lo bañes. Repártelo bien por todo el cuerpo y acláralo bien. Este aceite esencial sirve para pulgas y piojos por igual.

Nota: Antes de aplicarlos, hay que diluir los aceites esenciales, bien en agua o bien en champú. Presta atención e interpreta el lenguaje corporal de tu perro. Hazle oler los diferentes aromas para ver cómo reacciona. Si hay uno que lo tolera mejor que otro utilízalo. Se estima que los perros pueden identificar los aromas de mil a diez mil veces mejor que los seres humanos.

Mantener un entorno limpio

Lavar la cama del perro (y también cualquier otro tejido sobre el que se recueste) a una temperatura alta y con un detergente fuerte, eliminará cualquier larva o huevo de pulga. También hay que secarlo completamente para no dejar nada de humedad dentro.

Aspira todos los suelos frecuentemente para evitar que las pulgas se multipliquen.

Para evitar infestaciones de pulgas, la prevención es clave. Mantener una limpieza de la casa y la cama del perro, así como utilizar tratamientos naturales o químicos es la solución a este problema. También hay que limpiarle los oídos regularmente, así como las almohadillas de las patas y las zonas de difícil acceso.

Por suerte, gracias a las medidas que he tomado Pixel no ha cogido nunca pulgas, pero para aquellos que ya las han cogido, en el siguiente post voy a hablar de lo que se puede hacer para eliminarlas.

Un comentario en “Cómo evitar que tu perro coja pulgas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *