¿Cómo limpiar los oídos a nuestro perro?

oidos

¡Hola a todos! ¿Cómo va todo? Espero que vuestros perretes estén muy bien.
Pero seguro que nosotros podemos contribuir a que esté mucho mejor cuidando de ellos de la mejor manera.

Por ejemplo, cuidando de sus oídos. Muchos perros tienen orejas caídas, y esto requiere que le hagamos una limpieza regular ya que no están bien aireadas. Por suerte, los westys tienen las orejas hacia arriba, pero eso no quiere decir que no le debamos limpiar los oídos habitualmente.

Si sois de los que lleváis al perro a la peluquería canina, seguro que con el corte os limpian también los oídos.
Pero de todas las formas, nosotros lo podemos realizar muy fácilmente en casa.

¿Por qué debemos limpiarle los oídos al perro?

Los perros tienen un canal auditivo bastante largo, de unos 5 a 10 cm de longitud, y es también algo curvo, por lo que es más fácil que entre algo, pero no que salga.

El agua de la piscina o de la bañera se puede colar dentro y aumentar así el riesgo de infecciones. Es mucho más probable que prolifere una infección en un ambiente oscuro, húmedo y cálido, como el canal del oído.

Por eso es muy importante que le limpiemos los oídos después de un baño. Tiene que convertirse en una rutina.

Los perros que tienen alergias de la piel y son propensos a las infecciones frecuentes de oído, también se beneficiarán de una limpieza regular.

Podemos preguntarle a nuestro veterinario con que frecuencia limpiárselos, pero como regla general se hace una o dos veces al mes.

NECESITAMOS

  • Un limpiador de oídos
  • Dos toallitas higiénicas

Hay varios tipos de limpiadores de oído: Otifree, Virbac, etc., pero lo más importante es que compres uno de calidad. Nunca pongas aceite de oliva, vinagre, champú o jabón en el oído de tu perro. Evita también los bastoncillos de oídos ya que sólo quitarás la cera y puedes llegar a dañar el tímpano.

PROCESO PASO A PASO

Lo primero que tenemos que hacer antes de empezar es comprobar la zona. Si tiene las orejas muy rojas, irritadas, inflamadas y le duelen al tocarlas, lo mejor será que consultes a tu veterinario antes de tocarlo. Si tiene una infección y le limpiamos el oído, podemos incluso causar más daño que bien.

Tenemos que buscar un sitio en el que el perro esté cómodo y sea tranquilo para que se relaje lo máximo posible. También es interesante que sea un sitio en el que el perro no pueda salir corriendo y se nos escape.

Le damos una golosina para que se entretenga y se siente, y así poder manipular mejor el oído. Levantamos la oreja para dejar al descubierto el canal auditivo y vertemos un chorrito del limpiador de oídos dentro.

Una vez aplicado dentro, le damos un masaje con los dos dedos en la base de la oreja. Este masaje tiene el objetivo de mezclar el limpiador con la cera, que esta se disuelva y que las paredes queden limpias. Unos 20 segundos de masaje está bien.

Ahora, con la oreja limpia al descubierto y sin dejar que se agite, hacemos el mismo proceso en el otro oído. Después de finalizar el masaje, soltamos la cabeza y dejamos que se sacuda para expulsar el líquido fuera.

A continuación, con la toallita procedemos a limpiar toda la oreja por dentro, hasta el canal auditivo, eliminando la cera que estará en las paredes, hasta que quede completamente limpio. Hacemos lo mismo en la otra oreja.

Y así tendremos limpios los oídos de nuestro peludos. Ya veréis que se tardan sólo 10 minutos y es muy sencillo. Probadlo y me contáis que tal.

¡Hasta pronto!

Un comentario en “¿Cómo limpiar los oídos a nuestro perro?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *