Consejos para que tu mascota no enferme

mascota sanaComo mamá perruna que soy, quiero que Pixel tenga una vida tan larga, feliz y saludable como sea posible. Y para ello, mi deber es asegurarme de que mi peludo está sano, bien alimentado, y con un gasto de energía adecuado.

Y como prevenir es mejor que curar, me aseguro de hacer todo lo que está en mi mano para evitar que pueda caer enfermo. No me estoy refiriendo solamente a la vacunación o desparasitación interna. Hay muchas cosas que podemos hacer (tanto al perro, como en casa), para evitar virus, bacterias, plagas y demás microorganismos patógenos que puedan perjudicarlo.

Estos son algunos de los consejos que os propongo para evitar que vuestra mascota contraiga alguna enfermedad:

Limpieza regular de los oídos

No sólo los perros con las orejas caídas son propensos a las infecciones de oido. Por eso, hay que limpiar sus orejas con un limpiador específico y un bastoncillo, para eliminar el exceso de cera, que puede producir irritación y dermatitis.

Para evitar que entre humedad en los oídos al bañarlo, puedes ponerle unas bolitas de algodón humedecidas con aceite para bebé en cada oreja.

comedero

Los cuencos de comida limpios

La acumulación de saliva y restos de comida durante largo tiempo, puede desarrollar bacterias y otros invitados no deseados en el comedero de nuestro peludo.
Para evitarlo, lo mejor es limpiarlos regularmente, dos o tres veces a la semana.

Un truco para que los restos de trozos de comida húmeda no se peguen al fondo del comedero, es aplicar una capa de aceite antes de añadir la comida.

Una buena hidratación

Le añadimos agua en el bebedero cuando se le acaba, pero normalmente no nos fijamos en cuanta agua bebe nuestro perro. Hay ciertos perros que beben más que otros, pero debemos asegurarnos de que beba suficiente agua para que no se deshidrate.

Los signos de deshidratación leve incluyen: sequedad en la boca, jadeo y pérdida de elasticidad en la piel. Si observamos alguno de estos síntomas, hay que añadirle al agua algún producto para reponer rápidamente los electrolitos.

Un hogar libre de plagas

Las plagas de cucarachas, pulgas o garrapatas, pueden afectar a la salud de nuestras mascotas, ya que son muy susceptibles a las picaduras, y a las enfermedades transmitidas por estos bichos.

Ten en cuenta que las pulgas puede que no desaparezcan al matarlas. Los huevos y larvas pueden permanecer durante días, e incluso semanas después.

Si plaga se ha descontrolado y no eres capaz de eliminarla por ti mismo, es hora de llamar a una empresa de control de plagas Madrid para acabar con ella definitivamente.

Tener una plaga no significa que tu casa esté sucia, pero prestar cuidadosa atención a ciertas áreas problemáticas (como alfombras, ropa de cama, sofás y los sitios donde duerma el perro) puede evitar que se vuelva a reproducir y que tengas que volver a llamar al control de plagas Madrid.

almohadillas

Cuidado con el interior de las almohadillas

Una de las zonas más susceptibles a sufrir infecciones y dermatitis, es el interior de las almohadillas de las patas.
He visto ya a más de un perro (incluido Pixel) con dermatitis en esa zona, por culpa de la acumulación de la suciedad, la humedad y el pelo.

Y como les pica, están venga lamerse esa zona, empeorándola más. Para evitar esto, hay que mantener el pelo de esa zona corto; eliminar la humedad con un golpe de sacador cada vez que viene de la calle, y mantenerlo limpio de suciedad.

Almohadillas hidratadas

Al igual que el interior, las almohadillas deben estar en buenas condiciones, sobre todo en verano, cuando el asfalto está más caliente. Para ello, yo suelo aplicarle una crema hidratante en todas las almohadillas, y si están resecas, una crema reparadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *