¿Es buena idea cambiar de comida al perro?

cambiar comida¡Buenos días! ¿Cómo van esos peludos?

A muchas personas les gusta variar la comida que le dan a su perro, ya sea utilizando diferentes fórmulas de la misma marca, o cambiando de marca, y de hecho muchas marcas lo recomiendan. Otros en cambio prefieren darle siempre la misma, ya que tienen el concepto de que no es bueno rotarle tan frecuentemente. ¿Vosotros que opináis?

Pero con tanta diversidad de opinión, no queda muy claro lo que de verdad importa, si cambiar de comida beneficia o no a nuestros peludos.

¿Por qué cambiar la comida al perro?

Taste of the Wild y Orijen, dos buenas marcas de comida para perros, recomiendan rotar el alimento si utilizamos sus marcas. Ambos alimentos no contienen cereales y son ricos en proteínas, ya que el principal ingrediente es la carne. Según su razonamiento, al rotar la comida (siempre entre sus marcas, pues no parecen animarnos a probar otras marcas) le vamos a aportar a nuestro perro diferentes aminoácidos.

Los aminoácidos son los bloques de construcción para crear proteínas, y las proteínas de la carne pueden tener diferentes aminoácidos. Otra vez, según estas empresas, en la naturaleza un perro/lobo comería diferentes tipos de presas (conejos, gallinas, ovejas, etc.) y así obtendría diferentes clases de aminoácidos en su dieta.

¿Cambiarle de alimento al perro previene las alergias?

Aunque seguramente encontrarás varias páginas en Internet que dicen lo contrario, la respuesta a la pregunta es no.

Siempre y cuando nuestro perro esté comiendo su comida y no muestre ningún signo de alergia o intolerancia, no hay necesidad de rotarle el alimento para prevenir las posibles alergias. De hecho, si exponemos a nuestro perro a las proteínas de un nuevo alimento, es cuando puede causarle una reacción alérgica a las nuevas proteínas.

A cuantas más proteínas este expuesto el animal, más posibilidades hay de que aparezca una alergia, incluso si son proteínas de un alimento para perros caro o de muy buena calidad.

Por supuesto, es posible que nuestro perro de 10 años de repente desarrolle una alergia al pollo después de comer un alimento para perros de pollo durante años, pero si lo hace, tiene un montón de opciones diferentes para utilizar como fuente de proteínas.

¿Hay que cambiarle de pienso para darle más variedad?

La mayoría de los perros son felices comiendo la misma comida regularmente. Si quieres combinar el pienso con comida húmeda o algunos de nuestros alimentos, para hacerla más sabrosa, está bien; pero a los perros generalmente no les gustan los cambios.

Estos cambios en la alimentación, a menudo resultan en molestias gastrointestinales, diarrea o vómitos. Y si los haces de manera continua, conllevan otros problemas de salud más graves.

Por supuesto, es posible que si cambias continuamente de comida a tu perro, este se acostumbre a los cambios y se adapte a ellos, pero solamente después de un montón de dolores de estómago.

tipos de comidaPero ¿La variedad no es buena para la salud del perro?

No hay que darle un sólo tipo de pienso durante toda su vida. Mucha gente cambia de vez en cuando su alimentación por varias razones.

Sin duda, la variedad es buena para cualquier perro que come comida humana o en una dieta cruda, para equilibrar los nutrientes que ingiere. Pero los piensos de perro comerciales deben garantizar que cada comida proporcione una nutrición completa y equilibrada en todas las etapas de la vida.

Si estás dándole una comida de buena calidad, no es necesario cambiarle constantemente para que tenga variedad, pues tiene todo lo que precisa. En cambio, si no estás seguro de si el pienso cubre todas sus necesidades nutricionales, cambiarle periódicamente el alimento puede equilibrar los excesos o defectos de nutrientes.

Además, muchos alimentos pueden contener trazas de toxinas peligrosas, y cuanto más le demos este alimento, peor será.

La solución está en encontrar un alimento que sea de buena calidad y muy completo, y no vale con que nos lo diga la marca, tendremos que ser nosotros quienes lo comprobemos leyendo su lista de ingredientes.

En este artículo ya hable de cuales son los mejores piensos para perros, pero como cada perro es un mundo, deberás asegurarte de que el que has comprado es el mejor para tu mejor amigo.

¿El perro no necesita ingerir otras proteínas para construir su sistema inmunológico?

No. Así no es como funciona el sistema inmune. Cuando un cachorro o un perro come proteínas, no tiene una reacción alérgica la primera vez que las ingiere. Su cuerpo no va a reaccionar como si fuese un alérgeno en ese momento. Si es alérgico a la proteína, tendrá que comerla otra vez.

En ese momento, el cuerpo habrá creado anticuerpos para luchar contra el alérgeno y lanzado histaminas y otras sustancias químicas que causan la reacción alérgica.

Un perro puede tener este tipo de reacción a un montón de cosas diferentes, incluyendo ingredientes. Cuantos más tipos de ingredientes le des, más probable será que surja una alergia. Incluso si no es alérgico a los ingredientes alergénicos más comunes, podría serlo a los menos comunes.

Cualquier tipo de proteína puede convertirse en un alérgeno. No puedes prevenir alergias o inmunizar a tu perro dándole diferentes tipos de alimentos. Solo puedes mantener a tu perro sano y tratar de mejorar su sistema inmunológico, pues un sistema inmune debilitado o estresado, tiene más probabilidades de desarrollar una reacción alérgica.

cambiar comida perro¿Hay que cambiarle de comida al perro?

Si le estás dando una comida específica para su etapa de vida, y es un alimento de buena calidad, esta comida debe satisfacer sus necesidades nutricionales. No hay ninguna necesidad de cambiarle de alimento.

Para asegurarte de que está bien de salud, y el pienso funciona correctamente, fíjate en cómo está de peso, si su piel tiene alguna alergia, si su pelo crece fuerte y sano, su nivel de energía, sus ojos y otros signos. Si todo está correcto, no cambies lo que funciona, o podrías empeorarlo.

¿Qué pasa si quiero cambiarlo de comida?

Si quieres darle otro alimento, puedes elegir otra fórmula de la misma marca, o un producto similar. No cambies demasiado a menudo. El estómago del perro necesita tiempo para adaptarse a comer el nuevo alimento. Algunas personas lo rotan cada tres meses, pero cuanto más a menudo lo cambies, más probabilidades habrá de que sufra malestar estomacal, especialmente si tienes un perro con un estómago sensible.

¿Cómo cambiar de comida al perro de manera correcta?

La respuesta que generalmente oímos es gradualmente, pero esta palabra puede significar muchas cosas, y no siempre puede ser lo mejor.

¿Por qué importa el método que utilizamos para cambiarle el alimento? A veces no importa. Si tienes un perro con un estómago de hierro, probablemente puedas hacerlo con cualquier método.

Después de todo, en comparación con algunas de las cosas que nuestros perros se comen sin que represente ningún efecto nocivo para ellos, pasar de la marca A a la marca B, o un cambio de dieta basada en la carne de vacuno a la de pollo, es relativamente insignificante.

Pero para los que ignoran la naturaleza del tracto gastrointestinal de su perro, o para los saben que tienen un perro que está buscando una excusa para desarrollar diarrea (vómito, o perder su apetito, etc.), poco a poco es el camino a seguir.

Lo ideal es seguir estas pautas:

  • Día 1: Mezclar 20% de la comida nueva con un 80% de la antigua.
  • Día 2: Mezclar el 40% del nuevo alimento con 60% del antiguo.
  • Día 3: Mezclar el 60% de la comida nueva con un 40% de la antigua.
  • Día 4: Mezclar el 80% de la nueva comida con el 20% de la antigua.
  • Día 5: Darle el 100% del nuevo pienso.

Si en algún momento durante este proceso el perro deja de comer o desarrolla vómitos o diarrea, no le des más del nuevo alimento y llévale al veterinario.

Hay casos, sin embargo, en los que hacer el cambio rápidamente es lo mejor: cuando hay gastroenteritis, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal, algún tipo de cálculos en la vejiga, disfunción cognitiva canina o alergias a los alimentos; ya que queremos que los beneficios se produzca cuanto antes.

Por otro lado, si tu perro es muy selectivo al comer o si estás tratando una condición crónica, como la obesidad o la artritis, retrasar la total aplicación de la nueva dieta un par de días no hará ningún daño, y mezclar los nuevos y antiguos alimentos durante varios días puede maximizar las posibilidades de que tu perro sea receptivo al cambio.

Realmente no hay ningún método único para cambiar de comida a un perro. Tal vez la mejor regla sea utilizar el enfoque gradual, a menos que tu veterinario te recomiende lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *