Garrapatas en perros

Estoy segura de que todos somos conscientes de que las garrapatas son un peligro para nuestra salud y la de nuestras mascotas. No solo son portadoras de enfermedades (que en algunos casos pueden ser mortales) sino que también causan incomodidad a nuestros peludos.

Muy a menudo, descubrirás que tu peludo ha traído un amigo indeseado a casa, sobretodo en días cálidos, sin importar la estación del año. Las zonas más propensas a tener garrapatas son el bosque y el campo, pero también pueden cogerlas en el jardín.

garrapatas en perros

Quizás ya estés usando un antiparasitario para repeler las garrapatas, pero estos productos no son 100% seguros, y si tu perro juega en áreas boscosas, el peligro de que pueda coger alguna aumenta.

La mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas no se transmiten de inmediato, por lo que si le quitas las garrapatas a tu perro dentro de las 24 a 36 horas posteriores a la picadura, es poco probable que se infecte.

Esto significa que es realmente importante controlar a tu perro para detectar las posibles garrapatas y eliminarlas de inmediato.

Y como es mejor conocer al enemigo, vamos a ver qué tipos de garrapatas hay en nuestro país, las enfermedades que pueden transmitir a nuestros peludos, cómo quitar una garrapata de forma segura y cuáles son las formas de evitarlas.

Tipos de garrapatas

Las garrapatas son pequeños arácnidos que se alimentan de sangre para completar su ciclo de vida. En el mundo hay casi 800 especies de garrapatas, pero en España el número se reduce a poco más de 20 tipos diferentes que pueden ser portadores de enfermedades.

Solo dos especies de garrapatas, Ixodidae (garrapatas duras) y Argasidae (garrapatas blandas), son las que transmiten enfermedades a perros y humanos. Las garrapatas duras son las que tienen un cuerpo duro, mientras que las garrapatas blandas no lo tienen.

Estas son las garrapatas más comunes que podemos encontrar en nuestro país:

  • La garrapata canina marrón o garrapata de perro (Rhipicephalus sanguineus)
  • La garrapata común (Ixodes ricinus)
  • La garrapata taiga (Ixodes persulcatus)
  • La garrapata de la oveja (Dermacentor marginatus)
  • Las garrapatas del género Hyalomma

enfermedades por garrapatas

Enfermedades por garrapatas en perros

Hay que tener en cuenta que una sola garrapata puede tener varios tipos de virus o bacterias, y pueden transmitir estas enfermedades:

  • Erliquiosis/Anaplasmosis canina, con síntomas como cojera y fiebre, es producida por la Rhipicephalus sanguineus.
  • Babesiosis canina (piroplasmosis), con síntomas como fiebre, anorexia y anemia, es producida por la Rhipicephalus sanguineus y por laDermacentor marginatus.
  • Fiebre botonosa mediterránea o “tifus de la garrapata” forma parte de la Rickettsiosis, con síntomas como fiebre, erupción de la piel y una mancha negra, es producida por la Rhipicephalus sanguineus.
  • Trombocitopenia cíclica infecciosa canina (TCIC), con síntomas como fiebre, depresión, anorexia, petequias, edema escrotal o inflamación de los ganglios linfáticos ; es producida por la Rhipicephalus sanguineus.
  • Enfermedad de Lyme o Borreliosis, con síntomas como fiebre, dolores corporales, rigidez de cuello o cansancio, es producida por la Ixodes ricinus o Ixodes persulcatus.
  • Hepatozoonosis, con síntomas como fiebre persistente, adelgazamiento, diarrea, depresión, dolor generalizado, y parálisis, es producida por la Rhipicephalus sanguineus. En este caso, la enfermedad no es producida por la picadura, sino por la ingesta de la garrapata. Esto puede suceder cuando un perro se quita las garrapatas de su propio cuerpo, por eso es especialmente importante eliminar las garrapatas de nuestro perro antes de que lo haga él mismo.

Además de estas enfermedades, las picaduras de garrapata también pueden producir reacciones alérgicas, anemia, depresión y parálisis, producidas por las toxinas que desprende las glándulas salivales de la garrapata.

Cómo quitar una garrapata a un perro

Quitar de forma inmediata las garrapatas a tu perro es una parte esencial de la prevención de enfermedades transmitidas por garrapatas. Así que si detectas una garrapata en tu perro, esto es lo que tienes que hacer y lo que no.

Hay que eliminar las garrapatas dentro de las 24-36 horas de su picadura.

Si tu perro sale todos los días por áreas donde puede coger garrapatas, entonces debes mirarlo y controlarlo todos los días. De lo contrario, revísalo cuando ha estado en zonas boscosas o en cualquier área infestada de garrapatas.

Algunos perros pueden señalar dónde tienen una garrapata, así que estate atento a si tu perro se rasca o se muerde repetidamente en un solo lugar.

Revísalo completamente por todas partes. A las garrapatas les gustan especialmente las zonas como la ingle, entre los dedos de las patas, dentro o alrededor de las orejas, alrededor del área anal, la cola y los párpados.

Consejo: Si tienes un perro de pelo largo o doble capa (como los westys), utiliza un secador de pelo para para verificar si tiene garrapatas. A medida que mueves el secador por el pelo, los mechones se van separando y se puede ver la piel claramente. Así es más fácil de detectar las garrapatas que se esconden ahí.

Herramientas que vas a necesitar para quitar una garrapata:

  • Guantes (mejor de látex que son más finos)
  • Pinzas de punta fina o unas pinzas especiales para eliminar garrapatas
  • Alcohol
  • Un recipiente pequeño que no necesites

como quitar una garrapata

Cómo quitar una garrapata:

  1. Antes de empezar, ponte unos guantes para evitar el contacto directo con la garrapata y esteriliza las pinzas con alcohol.
  2. Separa el pelo para poder ver con claridad, y coloca las pinzas alrededor de la garrapata tan cerca como puedas de la piel del perro
  3. No aprietes ni estrujes la garrapata, simplemente tira suavemente hacia arriba con un movimiento firme, hasta que la garrapata te permita alejarla de la piel.
  4. Deposita la garrapata en un recipiente con alcohol para matarla, pero no te deshagas de ella hasta que no sepas si ha contraído alguna enfermedad.
  5. Limpia la zona de la picadura con desinfectante (alcohol, Betadine o agua y jabón). Y vigila a tu perro por si muestra alguno de los síntomas anteriores.

También puedes utilizar unas herramientas especiales para la eliminación de las garrapatas, hay varios modelos en el mercado. Su utilización es muy sencilla, pues simplemente tienes que coger la garrapata y girar la pinza para eliminar de forma rápida y segura todo el cuerpo del parásito.

A veces, después de que se ha eliminado una garrapata, puede aparecer una roncha en la piel del perro. Esto puede llevar una semana o más tiempo en curarse, y la hidrocortisona puede ayudar con la irritación.

Qué es lo que NO debes hacer al quitar una garrapata:

Nunca cojas la garrapata con los dedos, ya que su saliva y sangre pueden contener patógenos que pueden infectarte a través de una herida que tengas.

Tampoco aplastes o estrujes una garrapata, pues puedes forzar los fluidos corporales infectados a través de la boca de la garrapata y aumentar el riesgo de infección para ti y tu perro.

No ponga sustancias como esmalte de uñas, vaselina o repelentes en la garrapata para intentar matarla mientras está en el perro. Esto puede causar que la garrapata vomite en tu perro, aumentando la posibilidad de infección. Lo mismo ocurre cuando se la intenta quemar con un mechero.

Nunca dejes la garrapata en el cubo de basura o fregadero, ya que puede salir fácilmente y volver a picar al perro o a ti.

¿Cuánto vive una garrapata?

Si por accidente o desconocimiento has dejado una garrapata viva en el cubo de basura o fregadero, es probable que esté deambulando por tu casa en busca de un nuevo huésped. Así que es importante saber cuánto vive una garrapata.

La mayoría de las garrapatas duras (que son las que generalmente transmiten enfermedades) pueden secarse y morir muy rápidamente en un ambiente donde la humedad es menor al 90%. La mayoría morirá en aproximadamente 8 horas y no sobrevivirá 24 horas.

En la ropa húmeda de la colada pueden sobrevivir 2 o 3 días, o más, si recientemente se han alimentado.
Si llevas garrapatas a casa en tu ropa, poner la ropa en la secadora durante 5 minutos a temperatura alta matará las garrapatas. También morirán si lavas la ropa a una temperatura de más de 46ºC.

Por supuesto, prevenir es mejor que curar. Para ello hay varias formas de hacerlo.

Cómo evitar las garrapatas

Hay muchos productos preventivos externos en diferentes formatos, como sprays o collares, que repelen las garrapatas. Las marcas más famosas son Frontline, Advantix, Advantage o Seresto.

También hay antiparasitarios orales de pulgas y garrapatas, que se administran mensualmente o cada tres meses, como Nexgard, Bravecto o Simparica. Estos químicos circulan por el torrente sanguíneo del perro y funcionan atacando el sistema nervioso del parásito para eliminarlo.

remedios naturales para evitar garrapatas

Remedios naturales para evitar las garrapatas

Si quieres evitar los productos químicos porque piensas que pueden ser peligrosos para tu perro, hay varias formas de evitar las pulgas de forma natural.
Te cuento cómo lo hago yo.

El ajo puede ayudar a repeler las pulgas y garrapatas al excretarse a través de la piel de nuestro perro. Aunque el ajo puede ser tóxico para los perros, es una adición saludable a la dieta, siempre y cuando se suministre en la dosis correcta: alrededor de 1/3 de cucharadita de ajo fresco picado por cada 4,5 kilos de peso del perro.

El vinagre de manzana es otro ingrediente que puede ayudarte a evitar las garrapatas. Si le añades 1/2 cucharadita por cada 11 kilos de peso al día, a la comida o al agua del perro, acidificará su sangre y lo hará mucho menos apetitoso para las garrapatas y las pulgas.

Existen sprays o polvos a base de plantas, elaborados con varias combinaciones de hierbas para prevenir las garrapatas.

También hay collares naturales para pulgas y garrapatas, pero también puedes hacerlo tu mismo mezclando 2 cucharadas de aceite de almendras con dos gotas de aceite esencial de geranio rosa o aceite esencial de palo santo. Puedes aplicar unas gotas de esta mezcla en el área del cuello o en un pañuelo que vayas a ponerle al perro alrededor del cuello. Vuelve a aplicar esta mezcla semanalmente para que surja efecto.

Otra ayuda externa es lavando al perro con un champú natural para garrapatas. Puedes hacerlo tú mismo mezclando varias gotas de aceite esencial de palo santo con tu champú de lavanda favorito. Deja que el champú haga efecto por lo menos durante 20 minutos antes de aclararlo. Este lavado matará a todas las garrapatas existentes y evitará las nuevas.

Los cítricos son un repelente natural para las pulgas y garrapatas. Puedes hacer tu propio repelente de cítricos cortando un limón en cuartos y poniéndolo en un frasco de medio litro. Cubre el limón con agua hirviendo y deja que se infusione durante toda la noche.

Por la mañana, vierte el líquido en un atomizador y rocía a tu perro por todo su pelaje (cuidado con los ojos y la nariz). Para obtener mejores resultados, rocía las áreas más problemáticas detrás de las orejas del perro, alrededor de su cabeza, la base de su cola y las axilas.

La tierra de diatomeas es un fino polvo blanco hecho de restos fosilizados de pequeñas criaturas acuáticas llamadas diatomeas. Aplica este polvo sobre el cuerpo del animal, empezando por la cola. Este polvo causa la deshidratación de los insectos, y al final mueren. Ten cuidado de no aplicarlo sobre los ojos, nariz o boca del perro.

Si quieres asegurarte de eliminar las garrapatas en tu jardín, compra nematodos, organismos microscópicos similares a gusanos que viven en el suelo y se alimentan de larvas de garrapatas que rompen su ciclo de vida y eliminan al parásito.

También puedes espolvorear tierra de diatomeas alrededor del jardín, ya que es letal para las garrapatas y las pulgas, pero es seguro para las mascotas y los humanos, y también contienen minerales que son buenos para tu jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *