La mejor comida para perros

Todos queremos darles a nuestros amigos de cuatro patas la mejor alimentación posible. Pero elegir la fórmula y la marca perfecta entre los miles que hay en el mercado, no es nada fácil.

Aún así, nuestro peludo depende de que nosotros tomemos una decisión acertada basada en lo que sabemos sobre la comida para perros. Pero si somos sinceros ¿Cuánto sabemos de la comida para perros?

la mejor comida para perros

¿Qué hace que una comida para perros sea mejor que otra? ¿Cómo denominar bueno o malo a un ingrediente? Estas preguntas son importantes, y debemos saber la respuesta, pero aunque quieras buscar una respuesta, es fácil sentirse abrumado con toda la información que circula por Internet.

Pero tranquilo, si hay algo de lo que sé, es de comida para perros, y con este artículo intentaré guiarte a través de las diversas marcas y fórmulas de comidas para perros del mercado. ¡Comencemos!

¿Qué nutrientes necesitan los perros?

¿Qué nutrientes necesita un perro en su comida para tener una dieta saludable? Al igual que los humanos, los perros también tienen diferentes necesidades dietéticas. Pero, en general, los perros necesitan al menos tres nutrientes importantes para que todo su cuerpo y organismo funcione correctamente: hidratos de carbono, grasas y proteínas.

La cantidad necesaria de cada uno de estos nutrientes dependerá de la edad, raza, nivel de actividad, necesidades dietéticas y la salud general del perro.
Pero estos tres grandes nutrientes son los más importantes para mantenerlo en forma, darle toda la energía que necesita, y ayudar a que tenga una digestión adecuada.

Vamos a ver cada nutriente en profundidad:

Hidratos de carbono

Aunque son conocidos por su mala reputación en la alimentación humana, en realidad son una parte esencial de nuestro cuerpo que nos aporta energía para todo el día, y mantienen todo funcionando correctamente. Lo mismo ocurre en los perros.

Los perros necesitan energía. Son animales activos, y sin el aporte de energía de los hidratos de carbono, pueden desarrollar sobrepeso rápidamente, lo que conlleva a un desgaste excesivo de las articulaciones, un estrés extra para el corazón y otros problemas de salud.

Los hidratos de carbono en la comida para perros provienen de varias fuentes, como frutas, verduras, cereales integrales, arroz y patata. Además, estos ingredientes también aportan fibra, que facilita el proceso digestivo.

Grasas

La grasa es otro de los nutrientes con mala reputación, pero es igualmente necesaria, ya que proporciona incluso más energía que los hidratos de carbono.

Es especialmente importante que las razas muy activas, o los perros que participan en actividades de rescate o deportivas, tengan un suficiente aporte de grasas en su comida.

La grasa también ayuda a mantener la piel y el pelaje de un perro saludable, reduce la inflamación y mantiene las células, los tejidos y los músculos en buena forma.

Pero no todas las grasas valen. Hay que optar por grasas saludables, como los ácidos grasos Omega-3 y otros aceites de pescado, aceite de girasol y aceite de linaza.

Proteínas

Las fuentes de proteína en la comida para perros generalmente provienen de carnes (pollo, ternera, pavo, cordero, etc.) y pescados. Pero, los huevos, los productos lácteos y algunos cereales también proporcionan buenas cantidades de proteínas.

Las proteínas suelen asemejarse a los bloques de construcción, esenciales en el cuerpo de tu perro. Cada bloque crea los aminoácidos que el perro necesita para reparar sus tejidos y músculos, hacer crecer el pelaje, formar células sanas, regular las hormonas y muchos procesos más.

Los perros pueden producir solo algunos de los aminoácidos esenciales, pero el resto debe provenir de una dieta saludable con proteínas.

vitaminas y minerales que necesitan los perros

¿Qué vitaminas y minerales necesitan los perros?

Además de las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono, la comida para perros también debe incluir minerales y vitaminas esenciales para su correcto desarrollo.
Estas vitaminas y minerales se pueden tomar incluidas en los alimentos, o como adición suplementaria.

Éstas son las vitaminas y minerales más importantes a tener en cuenta en la comida para perros:

  • Calcio: ayuda a formar unos huesos fuertes y protege al perro contra las deformidades óseas. El calcio también puede ayudar en el desarrollo de los músculos y regular el sistema nervioso. Los alimentos con más calcio son los productos lácteos, huesos crudos y algunos pescados y vegetales.
  • Magnesio: ayuda al cuerpo a absorber el calcio y también ayuda a fortalecer los huesos. Varias verduras y mariscos proporcionan magnesio.
  • Fósforo: ayuda en la coagulación de la sangre y la regulación del sistema nervioso. El fósforo proviene principalmente de proteínas, como carne y productos lácteos.
  • Sodio: en su cantidad adecuada, el sodio ayuda a regular los líquidos dentro y fuera de las células del cuerpo para mejorar la función de los órganos. Los lácteos, los cereales, las frutas y las verduras son buenas fuentes de sodio.
  • Vitamina D: al igual que el calcio, la vitamina D puede mantener los huesos y los dientes de tu perro fuertes. Se encuentra en algunos pescados, productos lácteos y carnes.
  • Vitaminas A y E: estas vitaminas contienen poderosos antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico y combaten los efectos del envejecimiento. El hígado, los huevos y las zanahorias son excelentes fuentes de vitamina A, y las semillas y las verduras de hoja verde proporcionan vitamina E.

¿Puede un perro tener un exceso de vitaminas y minerales?

Sí. Tanto el defecto como el exceso de vitaminas y minerales es un problema. Por eso, es mejor que no le des suplementos vitamínicos a tu perro si no sabes si tiene una deficiencia.

Dependiendo de la raza, puede necesitar más o menos cantidad de ciertas vitaminas y minerales, por lo que comprender las necesidades dietéticas de cada raza es el primer paso hacia una nutrición adecuada.

Afortunadamente, para resolver todas tus dudas está tu veterinario. No tengas miedo de hacerle todas las preguntas que quieras.

En la mayoría de los casos, la comida adecuada para su raza, le dará todas las vitaminas y minerales que necesita.

cantidad de humedad

¿Qué es la cantidad de humedad?

Si alguna vez te has detenido a mirar el contenido nutricional de un alimento para perros, probablemente te haya llamado la atención el contenido de humedad en la lista.

¿Qué es el contenido de humedad y por qué es importante?
Se puede equiparar el contenido de humedad en los alimentos para perros, con el contenido de agua en los alimentos para humanos.

Los alimentos con mayor contenido de agua, a menudo son más fáciles de digerir, y garantizan que obtengamos suficiente agua en nuestra dieta para prevenir la deshidratación.

La comida húmeda tiene un contenido de agua más alto que los alimentos secos, porque a menudo se envasan en salsa u otros jugos. El alto contenido de humedad no es algo que deba preocuparnos, a menos que nuestro perro tenga un problema de salud específico.

Si nuestro perro es propenso a infecciones urinarias, por ejemplo, el veterinario puede recomendarnos un alimento más húmedo para asegurarse de que está ingiriendo la cantidad suficiente de agua.

Sin embargo, la mayoría de los perros pueden alimentarse con una comida seca si beben suficiente agua durante todo el día.

¿Qué son las cenizas en la comida para perros?

Probablemente hayas visto la palabra “ceniza bruta” impresa en el paquete de comida de tu perro.
¿Se refiere a las cenizas que puedes encontrar en la chimenea?

Contrariamente a lo que puedas haber oído, la ceniza no es un relleno utilizado intencionalmente para engordar la comida. La ceniza es lo que sobra después de que cualquier alimento ha sido completamente incinerado. Es el producto final de la combustión de los alimentos.

En otras palabras, si tuvieras que incinerar por completo una lata de comida para perros, los tres principales nutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) se consumirían, dejando solo los minerales de la comida.
Los minerales (como calcio, fósforo, zinc, hierro, etc.) forman cenizas, el residuo final de la combustión de los alimentos.

¿Por qué la ceniza es importante? El porcentaje de ceniza que aparece en la lista representa el total acumulado de todos los minerales encontrados en esa comida.

La mayoría de las cenizas provienen del contenido óseo y de los aditivos minerales en un producto (aunque también pueden provenir de ingredientes vegetales, en menor cantidad). Y muchos de esos minerales incluyen calcio y fósforo.

En cualquier caso, el número de cenizas en sí mismo no es muy revelador. Conocer la cantidad real de cada mineral incluido en la cifra total de cenizas sería mucho más útil.

La cantidad de ceniza varía de un producto a otro. En general, el contenido medio de cenizas de la mayoría de los alimentos para perros parece estar entre el 5 y el 8 por ciento.

lista de ingredientes en la comida para perros

Todo lo que necesitas saber sobre los ingredientes

Ahora es el momento de entrar en profundidad en el corazón de la comida para perros: los ingredientes.
La comida para perros puede ser confusa. Las etiquetas pueden hacer que los alimentos parezcan aparentemente saludables, pero no es siempre el caso.

Comprender la lista de ingredientes

La lista de ingredientes es la información que necesitas para saber exactamente de que se compone la comida para perros.

Todas las empresas de comida para perros están obligadas a proporcionar esta información, así que, si sabemos qué buscar, no pueden engañarnos.

Los ingredientes están enumerados según el peso, en orden descendente, pudiendo ser indicadas las cantidades específicas en porcentaje. Entonces, el primer ingrediente de la lista es el más pesado en la fórmula. La carne suele ser el primer ingrediente, pero hay un truco para entender si realmente es el ingrediente más abundante.

La carne tiene una gran cantidad de agua, lo que hace que sea más pesada que otros ingredientes.
Si, por ejemplo, el pollo es el primer ingrediente, eso no significa que sea el ingrediente más abundante, sino que es el más pesado.

Sin embargo, una harina de carne (como la harina de pollo), tiene menos contenido de agua que una fuente de carne completa, por lo que tiene un peso menor.
Si los ingredientes enumeran una harina de carne primero, la comida probablemente tenga una buena cantidad de contenido de carne.

Un truco que algunas empresas usan para engañar a los consumidores, es dividir los ingredientes más grandes en otros más pequeños para que no parezcan dañinos. Una comida para perros con muchos cereales, por ejemplo, puede tener ingredientes divididos, como trigo molido, harina de trigo, gluten de maíz o maíz molido.

Estos ingredientes agrupados juntos, como maíz o trigo, probablemente serían los primeros de la lista.

Siempre puede examinar la lista de ingredientes para averiguar qué hay en la comida de tu perro. Esté atento a los ingredientes potencialmente dañinos, de los que hablaremos en un momento.

Análisis garantizado

Además de los ingredientes, en un envase de comida para perros también aparece una sección llamada análisis garantizado, o componentes analíticos.

Esta sección con un nombre tan elegante, es la información del contenido nutricional. La regulación requiere que todas las marcas de alimentos para mascotas muestren el porcentaje mínimo de proteína cruda y grasa cruda, así como también el porcentaje máximo de humedad y fibra cruda en sus alimentos.

Son las empresas de comida para mascotas las que deben decidir si proporcionan más información voluntariamente, o no.

No obstante, hay ciertos productos alimenticios que están exentos de proporcionar dicha información si no están destinados a proporcionar los nutrientes mínimos, como los suplementos vitamínicos.

No te fies del eslogan

El hecho de que una empresa afirme que su comida para perros es “orgánico”, “completamente natural” u “holístico”, no significa que lo sea.

Desafortunadamente, la regulación aún no está del todo atada, y las empresas pueden usar ciertas frases para engañar a los dueños de perros con buenas intenciones que desean lo mejor para sus mascotas.

Lo mejor que puedes hacer, es consultar el análisis garantizado y la lista de ingredientes en lugar de confiar en las frases del paquete. Si la comida dice que es “orgánica”, la mayoría de los ingredientes deben ser ingredientes orgánicos.

alimentos buenos comida para perros

Ingredientes que debe incluir la comida para perros

Es importante saber qué ingredientes deben tener los alimentos para perros para ser considerados alimentos saludables.

Una nutrición completa y equilibrada es lo que queremos para nuestros peludos. Pero, ¿qué significa exactamente “completo y equilibrado”? La Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC) nos da la mejor definición de lo que significa este término para la comida para perros:

“Un alimento será completo y equilibrado si contiene todos los nutrientes esenciales en la proporción correcta entre sí y en relación al contenido energético del alimento. Y sus nutrientes deberán ser disponibles y utilizables para el animal para el que se ha fabricado el alimento.”

Un alimento nutritivo de una dieta equilibrada generalmente incluirá, pero no se limitará a:

Proteínas de calidad

Por supuesto, la proteína debe estar presente en cualquier alimento para perros completo y equilibrado. Sin embargo, puede ser difícil distinguir las proteínas de calidad del resto.

Hay que buscar las proteínas de alto valor biológico, también conocidas como proteínas completas. Una proteína completa es aquella que incluye todos los aminoácidos esenciales que los perros necesitan para desarrollarse. Carne de ternera, hígado, pollo y pescado son excelentes fuentes de proteína.

Frutas y verduras

Aunque a los perros les encanta la carne y el pescado, pueden disfrutar de una ración de frutas y verduras tanto como los humanos. Aunque hay que tener cuidado, algunas frutas y verduras no son seguras para los perros, de ellas ya hablaremos más adelante.

Aún así, hay varias frutas y verduras que le aportarán a tu perro vitaminas, minerales, antioxidantes y muchos beneficios para su salud en general.

Cereales integrales

Los cereales en la comida para perros tienden a tener una mala reputación, pero no tiene porqué ser así. La calidad y el tipo de cereal son lo que marcan la diferencia.

Los cereales integrales son una excelente fuente de fibra que ayudan a mantener activo y saludable su sistema digestivo. La avena, la quinoa y el arroz integral son ejemplos de cereales integrales excelentes para tu perro.

Hay que tener cuidado con las alergias que producen los cereales, pero si tu perro no tiene una dieta especial que prohíba los cereales, pueden ser un ingrediente óptimo para su comida.

Nutrientes adicionales

Algunas empresas de comida para perros añaden nutrientes adicionales para mejorarla. La condroitina y la glucosamina, por ejemplo, mantienen las articulaciones lubricadas y funcionando sin problemas. Cuantos más nutrientes contengan, más beneficiosa será la comida para el perro.

ingredientes que no deberían tener la comida para perros

Ingredientes que evitar en la comida para perros

Saber qué ingredientes evitar en la comida de tu perro puede marcar la diferencia entre darle una dieta saludable, y darle una dieta deficiente.

Es por eso que es especialmente importante conocer los ingredientes que hay que evitar al mirar la lista de ingredientes en un producto alimenticio para perros.

Estos son los ingredientes más importantes a tener en cuenta:

Subproductos, harinas y carnes de poca calidad

Ver ‘harina de cordero’ o ‘subproductos de pollo’ en una lista de ingredientes puede resultar confuso, voy a explicarlo detalladamente.

Las harinas son la carne, piel, músculos y huesos de animales que se trituran y secan para alcanzar un contenido de humedad menor.
Los subproductos incluyen gran parte de los desechos sobrantes de un cadáver de un animal, como órganos, picos o patas.

Suena asqueroso, pero los subproductos y las harinas de carne pueden darle a tu perro un contenido proteínico extra en su dieta. El problema radica en la calidad de estas fuentes de proteínas. Hay que evitar los alimentos que no indiquen de qué tipo de carne proviene la harina o el subproducto.

Por ejemplo, evitar ingredientes como “subproducto avícola”, “subproducto de la carne” o “harina de carne”.

Las harinas de carne específicas pueden ser excelentes fuentes de proteínas. Los subproductos no deberían ser la única fuente de proteínas, pero no son inaceptables. Lo que los hace inaceptables es cuando no se especifica la fuente.

Los subproductos genéricos pueden contener animales muertos o moribundos, animales atropellados, o cualquier desecho que nadie quiere.

Conservantes químicos nocivos

La mayoría de la comida para perros necesita conservarse de alguna manera, al igual que la comida humana. Sin embargo, es posible que no sepas distinguir entre un buen conservante y uno malo.

Fíjate en los nombres muy largos y confusos que parecen sustancias químicas, probablemente que sean químicos.
Por ejemplo, estos son algunos conservantes químicos comunes que no deberían estar en la comida para perros: Etoxiquina, hidroxibutilanisol (BHA), hidroxitolueno (BHT) y propilenglicol.

Las empresas utilizan estos productos químicos para preservar la comida para perros durante más tiempo porque ayudan a evitar que la grasa se vuelva rancia. Pero son químicos que se han relacionado con varios problemas de salud en perros, como cáncer e insuficiencia renal y hepática.

Los conservantes naturales que resultan saludables vienen en forma de vitaminas y otras fuentes naturales. No son tan eficaces durante tanto tiempo como los químicos, pero tampoco dañan la salud del perro.

Un ejemplo es la vitamina A (ácido ascórbico), que evita que las grasas se enrancien sin utilizar sustancias químicas peligrosas para el perro.

Cereales y rellenos poco saludables

Los cereales (no mencionados anteriormente) se utilizan como relleno en muchas marcas de comida para perros.
Los rellenos ayudan a crear un producto que puede parecer nutritivo y abundante; sin embargo, un análisis rápido de los ingredientes muestra que estos rellenos constituyen la mayor parte del contenido de la comida. No tienen ningún valor nutricional para tu perro, están ahí porque son baratos.

La harina de maíz, harina de soja, gluten de trigo, cáscaras de arroz y los subproductos de cereales, son los rellenos más comunes, y ni remotamente son necesarios en la comida para perros. Proporcionan poco contenido nutricional y reemplazan a otros ingredientes de calidad para reducir el precio.

Alimentos mal regulados

¿Sabes de dónde provienen los ingredientes de la comida de tu perro? No te preocupes, la mayoría de los dueños de perros no lo saben, simplemente dan por hecho que deben provenir de fuentes sanas. Desafortunadamente, ese no es siempre el caso.

Las empresas de confianza no tendrán problemas en ser transparentes acerca de dónde obtiene sus ingredientes. Busca información en el sitio web de la empresa, o envíales un email para obtener más información.

Estos “malos” ingredientes no solo significan que tu perro no está obteniendo todos los nutrientes que necesita, también pueden causar graves problemas de salud.

De hecho, una combinación de ingredientes incorrecta, pueden crear una mezcla tóxica para algunos perros. Ciertas fórmulas para perros se han relacionado con problemas digestivos graves, alergias e incluso la muerte.

La comida del perro, puede incluso influir en su comportamiento. Los aditivos alimentarios, como los conservantes químicos y los colorantes, pueden causar hiperactividad y desobediencia en algunos perros.

comida que pueden comer los perros

¿Qué alimentos pueden comer los perros?

Ahora ya sabes leer la lista de ingredientes de la comida para perros, pero ¿qué pasa con los demás alimentos que le das a tu mascota? ¿Qué alimentos pueden comer los perros?

No hay alimentos “buenos y malos”, pues todo dependerá de la cantidad que se le de. Pero si hay algunas reglas generales para alimentar a tu perro de manera segura.

Primero, evita los alimentos excesivamente procesados, no son buenos ni para ti, ni para el perro. Los alimentos que vienen enlatados, empaquetados o los snacks (chocolatinas, galletas saladas, etc.), no son buenas opciones para los perros.

No solo no tienen ningún valor nutricional, sino que pueden dañar a tu mascota. Si quieres recompensar a tu perro, opta por premios saludables, o incluso haz tus propias golosinas caseras para perros.

Alimentos seguros para tu perro

  • Avena: Es una excelente fuente de fibra que regula el tránsito intestinal. Y hasta los perros con alergias al trigo pueden disfrutar de la harina de avena.
  • Frutas: Muchas frutas, como manzanas, plátanos, arándanos y fresas, son excelentes fuentes de vitaminas y minerales para tu perro, si se administran con moderación. Además, ten cuidado con las semillas y la piel de ciertas frutas que pueden hacer que tu perro se ahogue. Antes de darle la fruta, lávala.
  • Verduras: Las zanahorias, el brócoli, las batatas, las espinacas y la calabaza son algunas de las muchas verduras seguras para los perros.
  • Mantequilla de cacahuete: A los perros les encanta el sabor de la mantequilla de cacahuete. En pequeñas cantidades es seguro, solo recuerda que una cucharada puede aportarle más calorías de las necesarias.
  • Palomitas de maíz: Si son caseras, son seguras. Las variedades envasadas y en microondas están llenas de aditivos, grasas y sal, poco saludables. Por lo tanto, mejor hazlas tu mismo y no añadas mantequilla o sal extra.
  • Arroz integral: Es una fuente de hidratos de carbono saludables para que los perros tengan la energía necesaria a lo largo del día.

Alimentos no seguros para tu perro

No solo deberías evitar darle a tu perro estos alimentos, sino también desconfiar de los alimentos para perros que tienen estos ingredientes en su lista.

  • Leche: Los lácteos, en general, no son seguros para los perros, pero la leche es una de las peores opciones. La mayoría de los perros no pueden digerirlo adecuadamente, lo que les provoca malestar estomacal. Los lácteos son también uno de los alérgenos más comunes para los perros.
  • Sal: Cantidades excesivas de sal pueden deshidratar al perro. Si le das tu comida, asegúrate de que tiene muy poca, o no tiene sal.
  • Carnes crudas: Las dietas de alimentos crudos son una cosa; las carnes crudas son otra. Evita darle carne cruda a tu perro. Las dietas de alimentos crudos se fabrican y pasteurizan adecuadamente para garantizar la presencia de contaminantes nocivos en la carne.
  • Frutas: Las uvas y las pasas son tóxicas para los perros. Las cerezas también pueden ser dañinas, provocando insuficiencia respiratoria.
  • Verduras: El ajo, la cebolla y otras especies de plantas Allium son dañinas para los perros. Pueden dañar su sistema digestivo e incluso provocar anemia. También debes evitar las plantas o verduras crudas del jardín para evitar posibles contaminantes que puedan enfermar al perro.
  • Helado: No es solo un producto lácteo, sino que también es un producto rico en grasas y con un alto contenido de azúcar, indeseable para la dieta de un perro.
  • Chocolate: Es otra toxina para los perros. Las semillas de cacao utilizadas para hacer chocolate contienen metilxantinas, que pueden provocar vómitos, deshidratación, temblores y anomalías cardíacas.
  • Azúcares y edulcorantes:Los azúcares añadidos en los alimentos pueden hacer lo mismo a los perros que a los humanos, causar problemas cardíacos, diabetes y obesidad. Los edulcorantes son especialmente peligrosos. El xilitol, por ejemplo, puede provocarles insuficiencia hepática, diabetes y vómitos intensos.

¿Puedo alimentar a mi perro con comida casera?

Es comprensible que algunos dueños prefieran alimentar a su perro con comida casera que ellos mismos cocinen.
Así saben exactamente cuál es la calidad de los ingredientes, y pueden suprimir cualquier ingrediente no deseable.

La comida casera para perros puede ser segura, pero solo si los dueños saben lo que deberían y no deberían incluir. Puede resultar más difícil de lo que piensas cocinar comida equilibrada con ingredientes saludables, en las proporciones correctas para tu perro.

Tu veterinario puede ayudarte en esto, y orientarte en la dirección correcta para que encuentres la fórmula perfecta para tu perro y sus necesidades.

¿Es importante el sabor y la textura en un alimento para perros?

Al igual que las personas, a muchos perros les gustan que su comida tenga un sabor o una textura determinada. Otros se pueden negar a comer cierta comida por su sabor o textura.

Las narices sensibles y el aburrimiento, pueden causar aversión a algunos sabores. El dolor bucal o dental puede causar aversiones a la textura. Si tu perro parece odiar su nueva comida, y no tiene problemas de salud subyacentes, es posible que solo necesite un período de transición.

 

Tipos de comida para perros

El pasillo de comida para perros es sin duda abrumador, especialmente para los principiantes que buscan la comida adecuada para el nuevo miembro de la familia.
Estos son los tipos de comidas para perros más comunes.

pienso para perros

Pienso para perros

La comida seca es la más popular de las comidas para perros.
También se denomina croquetas, porque suelen tener forma de bola del tamaño de un bocado, con una textura crujiente que le gusta a la mayoría de los perros.

Muchas marcas de comida para perros ofrecen varias fórmulas de alimentos secos con diferentes tamaños de croqueta, para que incluso las razas más pequeñas y más grandes pueden disfrutar de ellas.

Es una de las formas más fáciles de alimentar a un perro, ya que no hay que mezclar nada, y están preparados para proporcionar una comida equilibrada.

Sin embargo, este es el tipo de comida que más nos preocupa, pues suelen contener rellenos, conservantes químicos y otros ingredientes dañinos. Para que elijas sólo los mejores, en este artículo te decimos cuáles son los mejores piensos para tu peludo.

comida humeda para perros

Comida húmeda para perros

También conocida como comida enlatada, ya que suele venir en una lata. Tiene un alto contenido de humedad que es útil para los perros que necesitan más agua en su dieta.

Los perros con problemas o dolor dental también pueden disfrutar de comer este tipo de comida, ya que se necesita mucho menos esfuerzo para masticar que el pienso para perros.

La comida húmeda tiene una fecha de caducidad más reducida que el pienso, porque no contienen conservantes. Y es generalmente más cara que el pienso.

comida semihumeda para perros

Comida semihúmeda para perros

Es una mezcla de comida húmeda y seca. Por lo general, vienen en pequeñas bolitas que resultan más suaves para masticar que las croquetas, pero tiene menos salsa o jugos que la comida húmeda.

La comida semihúmeda tiene más contenido en agua que los piensos, pero menos que la comida húmeda.
Estos alimentos duran un poco más que los enlatados porque contienen algunos conservantes. Y su precio está entre la comida húmeda y los piensos.

comida cruda para perros

Comida cruda para perros

Uno de los tipos de comida para perros más controvertidos es la comida cruda para perros. Estas dietas (como la dieta BARF), se basan en ingredientes crudos, que incluyen frutas, vegetales, carnes y huesos de animales.

Se supone que estos alimentos crudos hacen que los perros vuelvan a sus dietas naturales, las que tendrían en la naturaleza, en lugar de alimentos procesados para perros.

Una de las mayores preocupaciones es la contaminación bacteriana de las carnes crudas. Algunas personas también están preocupadas por los huesos crudos, que representan un peligro de asfixia para los perros.

Comida deshidratada para perros

Es básicamente comida cruda, que se somete a un proceso de cocinado a fuego lento para minimizar el riesgo de contaminación. Esta leve cocción no afecta al valor nutricional de los ingredientes, y se elimina el contenido de humedad para permitir que la comida permanezca fresca por más tiempo.

Los alimentos deshidratados proporcionan casi los mismos nutrientes que las dietas crudas, pero con menos riesgos para la salud.

Comida liofilizada para perros

Es como la comida deshidratada, pero se diferencia en que se deshidrata a temperaturas extremadamente bajas en lugar de a altas temperaturas. La comida, por lo tanto, no se cocina. El proceso de liofilización elimina la humedad manteniendo el contenido nutricional intacto. A través de este proceso, la mayoría de los sabores y texturas no se ponen en riesgo.

Comida para cachorros

Al igual que los bebés, los cachorros necesitan una alimentación especial. Pueden alimentarse de pienso o alimentos húmedos, pero las necesidades de vitaminas, minerales y demás nutrientes son diferentes a los de un perro adulto o senior.

Los piensos para cachorros generalmente tienen una croqueta muy pequeña, que hace que sea más fácil de masticar y digerir. Las calorías de los alimentos para cachorros son más altas que las de los adultos, porque los cachorros requieren más calorías por toda la energía que tienen y el crecimiento extra.

Comida para perros senior

Los perros mayores también tienen unas necesidades diferentes a los cachorros y los perros adultos. Ellos también pueden beneficiarse de los alimentos secos o húmedos, pero los perros senior con problemas de salud dental, pueden preferir un alimento más blando.

Son alimentos que, generalmente, tienen menos calorías, ya que los perros senior tienen menos actividad. También tienen una cantidad menor de proteínas, porque ya no son tan necesarias como antes.

Lo que si suelen tener es agregados adicionales, como la condroitina y la glucosamina, nutrientes que pueden mantener los huesos y articulaciones de tu perro en buen estado para aliviar el dolor y la tensión articular.

Comida para perros sin cereales

Estas fórmulas no contienen cereales, como el maíz, el trigo y la soja, que son alérgenos comunes en los perros. Incluso para perros sin alergias, una dieta sin cereales puede ser más digerible, ya que el organismo de un perro no está del todo desarrollado para digerir los cereales.

Comida orgánica para perros

Los dueños preocupados por los pesticidas nocivos en las frutas y verduras, o los alimentos controvertidos para los animales, prefieren las dietas orgánicas. Estas dietas incluyen ingredientes libres de hormonas, antibióticos, pesticidas y otros contaminantes dañinos o tóxicos.

Para que una empresa pueda poner la etiqueta de 100% orgánico, todos sus ingredientes deben ser orgánicos. Para nombrarlo como orgánico, el 95% de sus ingredientes deben ser orgánicos. El término “Elaborado con ingredientes orgánicos” significa que al menos el 70% de los ingredientes de la comida para perros son orgánicos.

Comida hipoalergénica para perros

Esta comida está sometida a un proceso de hidrolización, en el que las proteínas se descomponen en partes más pequeñas para que el organismo del perro no las perciba, y se eviten las alergias alimentarias.

Además, suelen incluir muy pocos ingredientes para minimizar el riesgo de que un perro tenga una reacción alérgica. Por ejemplo, solo tendrá una proteína, como la carne de ternera, en lugar de dos o más.

Sin embargo, es importante verificar el contenido nutricional de estos alimentos hipoalergénicos para asegurarte de que sean equilibrados. Mira el análisis garantizado para comprobar que tu perro obtiene la mezcla adecuada de hidratos de carbono, proteínas y grasas.