Mi perro huele mal

perro huele mal¡Hola a todos!

Hay muchas cosas que amamos de nuestros perros, pero su olor digamos que no es una de ellas. Aunque les queramos muchísimo, hay veces que huelen fatal y por mucho que queramos, es insoportable estar a su lado.

Generalmente este mal olor se soluciona dándoles un baño con un buen champú, pero si aún así el olor permanece, podría ser un signo de un problema de salud subyacente.

El olor puede provenir principalmente de tres áreas: de la boca, la piel o las glándulas anales. Si somos capaces de identificar de donde viene el problema, por lo general, podremos controlarlo con bastante facilidad.

mal alientoMal aliento

El mal aliento es generalmente un signo de mala higiene bucal. Lo causa la gingivitis (una infección de las encías), o una acumulación de sarro. El sarro se compone de placa, que es una película de restos de alimentos que se mezcla con minerales y bacterias de la saliva.

Si las encías se se encogen cada vez que el perro abre la boca, probablemente necesita una buena limpieza dental. Pero sólo con limpiarle los dientes no se resuelve el problema. Lo ideal es cepillarles los dientes todos los días a nuestros peludos, pero como sé que a veces resulta imposible hacerlo, por lo menos hay que intentarlo de dos o tres veces a la semana.

En este artículo os conté cómo le limpio los dientes a Pixel. La verdad que no es tan difícil hacerlo, y se tarda 5 minutos.

También podemos añadirle un aditivo especial en el agua para combatir la placa y el mal aliento, como por ejemplo el de Arm&Hammer, aunque no usemos este tipo de productos como un sustituto para el cuidado dental regular.

Una boca profundamente olorosa podría ser el signo de una infección. Desafortunadamente, algunos dueños descuidan tanto la higiene dental de su perro que no se dan cuenta de que hay un problema, hasta que el perro tiene dificultad para masticar, cuando ya el problema es muy grave.

Un absceso o infección en el diente puede causar un olor tan profundo y repugnante, que lo oleríamos a distancia. Junto con un mal olor, un babeo excesivo o la dificultad para masticar, son síntomas de que el perro tiene un serio problema en la boca, y tenemos que llevarlo al veterinario inmediatamente. No lo dejes para otro día, pues el perro podría perder una pieza dental.

hongos oidoInfección por hongos en el oído

Los perros con orejas largas o dobladas hacia abajo son propensos a tener infecciones por hongos, y estas infecciones huelen muy mal. El canal auditivo es cálido y húmedo, es el caldo de cultivo perfecto para bacterias y hongos.

Si las orejas de tu perro no huelen, no te metas con ellas. Pero si irradian un tufillo similar al olor de pies o al queso azul, llévalo al veterinario para que le haga un chequeo. Tu veterinario te enseñará a limpiar correctamente las orejas y a mantenerlas libres de infecciones en el futuro.

problemas de pielProblemas con la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y se ve afectada por muchos factores. Uno de ellos es la genética. Algunas razas de perro son más propensas a los problemas de piel que otras, por lo que deberías investigar antes de comprar un cachorro.

Como regla general, los perros con nariz aplastada y piel arrugada (carlino, bulldog…) tienden a tener más problemas, y los terriers a menudo tienen problemas de piel causados ​​por la alergia.

Los westys en concreto, suelen tener problemas de dermatitis. Por suerte, Pixel no ha tenido ese problema, y creo que es por su alimentación y por hacerle siempre trimming.

Hay principalmente dos condiciones que hacen que los perros tengan un olor desagradable: ambos están en la categoría de dermatitis seborreica, pero una es cuando la piel es demasiado grasa y la otra es cuando la piel está demasiado seca. En ambos casos es importante fijarse en la dieta de nuestro peludo.

La falta de ácidos grasos omega 3 y 6 podría estar causando este problema. Fijémonos si la comida que le damos incluye pescado azul o tiene aceite de pescado. Si no sabes si le estas dando un buen pienso a tu perro, lee nuestro artículo El mejor pienso para perros.

Aunque sería muy fácil darle suplementos al perro por nuestra cuenta, podemos llegar a sobre-suplementarle, y de esta manera no arreglaríamos el problema. Si notamos síntomas como piel seca, escamosa o una capa demasiado grasa, y percibimos que tiene olor a humedad, lo mejor es que lo llevemos al veterinario.

glandulas analesGlándulas anales

Técnicamente, son los sacos anales los que presentan problemas, no las glándulas anales. De cualquier manera, es desagradable. Las glándulas anales son glándulas olfativas que naturalmente se vacían cuando el perro hace caca. Pero a veces los sacos no se vacían correctamente y necesitan que los vaciemos manualmente de su potente líquido de marcado.

Para hacer esto correctamente, es necesario insertar el dedo en el recto del perro para liberar el líquido. Si no te apetece hacerlo a ti, puedes pasarle este marrón al veterinario o al peluquero. A Pixel siempre se las vacía su peluquera cuando le corta el pelo.

flatulenciaFlatulencia

Si tu perro parece una mofeta, puede que sea sensible a algo que está comiendo. Los veterinarios sugieren eliminar un solo alimento sospechoso durante 6-8 semanas y luego agregarlo de nuevo para ver si hay alguna reacción alérgica. Puede que tardes en descubrir de que alimento se trata, pero el tiempo merecerá la pena.

Para evitarlo momentáneamente, también puedes darle Beano o cualquier producto natural que ayude a prevenir la formación de gases. De un tercio a la mitad de una pastilla debería ser suficiente, ya que esta cantidad es bastante inocua.

rebozandoseRebozado en cosas asquerosas

Si tu perro se ha restregado con algo asqueroso, necesitarás algo más fuerte que tu champú regular. Los champús para mascotas hechos con carbón ayudarán a eliminar el olor, pero hay que tener cuidado para que no le entre en los ojos ni en la nariz.

Puede que sean necesarios varios lavados, y un baño final perfumado ayudará a agregar un olor agradable a nuestra mascota.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *