Mi perro se come sus excrementos ¿Por qué?

perro comiendo caca¡Hola a todos!
 
Una de las cosas que me ha pasado esta semana con Pixel, es que le he pillado comiéndose sus propias heces, algo que me ha sorprendido y repugnado al mismo tiempo, sobre todo si luego se me pone a dar lametones en la cara.
 
Creo que para nadie es agradable ver como su perro se come algo tan asqueroso como son las heces pero, al igual que los seres humanos, los perros tienen sus propios motivos para su comportamiento.
 
Al final, leyendo información, he descubierto que la coprofagia es algo muy habitual en los perros de todas las edades. Les fascina su propia caca y la de otros animales ¿te lo puedes creer?
Y esto lo hacen por diversas razones, dependiendo de su edad, en su formación, su dieta y sus condiciones de vida. 
Entonces ¿por qué hacen esto? ¿es que mi perro tiene algún problema? Estas son las razones que he sacado en claro:
 
Por su herencia genética.
 
Los perros, antes de ser domesticados, eran carroñeros y se alimentaban de los desechos de otros animales (y otros perros), por lo que ésta practica es un remanente de su herencia.
 

En ciertas situaciones este acto es instintivo, como por ejemplo, una perra que acaba de parir se va a comer las heces de sus cachorros para mantener limpia su casa y no atraer a los depredadores con señales de olor.

En hogares con varios perros, a menudo los perros sumisos se comen las heces de los perros alfa. O si hay un perro enfermo, el sano se come su excremento para ocultar de los depredadores al más débil.

Para eliminar las pruebas.
 
Si le hemos hecho saber a nuestro cachorro que no queremos que haga caca en casa reprendiéndolo o castigándolo, la próxima vez que tenga un accidente va a querer eliminar las pruebas del delito para que no vuelvas a hacer lo mismo.
 
Si nos ponemos a limpiar después de que haga sus necesidades, puede malinterpretar nuestro acto y querer copiarnos. Comer sus heces es su manera de limpiar.
 
Por imitación o aprendizaje.
 
Si nuestro perro ve a otros perros comiendo sus heces, puede seguir su procedimiento y hacer lo mismo.
 
Para los cachorros, comer las heces puede ser simplemente una experiencia de aprendizaje. Se comen casi todo lo que está delante de ellos,  así que estarán experimentando. Lo más probable es que cuando se hagan mayores cambien este comportamiento.
 
Debido a algún problema de salud.
 
No en todos los casos la coprofagia es normal o inofensiva. Los perros que sufren de síndromes de malabsorción, como la insuficiencia pancreática exocrina, a veces comen heces para tratar de recuperar los nutrientes no absorbidos en la digestión normalAlgunos perros comen caca cuando tienen parásitos, o tienen problemas con su páncreas
 
La falta de vitamina B, a menudo, se dice que es una causa de coprofagia.
 

Otra de las razones puede ser que el perro esté sobre alimentado. Un perro sobrealimentado no puede absorber todos los nutrientes de su alimentación, y comiendo sus heces puede reciclar estos nutrientes.

Por aburrimiento o falta de atención.

Si no le damos suficiente atención y no jugamos con él, el perro comerá heces como pasatiempo.

Algunos perros pueden recurrir a comer sus propios excrementos cuando no están bien alimentados, tienen una deficiencia nutricional severa o su dieta es de baja calidad.

Y lo mismo ocurre cuando no tenemos su sitio limpio y libre de excrementos, va a llegar un momento en el que el perro se comerá sus heces para limpiar.

Y no olvidemos que las heces tienen olor a comida, y para los perros mucho más, así que, es algo totalmente normal que se coma sus excrementos en alguna ocasión.

Yo me he quedado mucho más tranquila después de saber esto. 

Contadme vuestra experiencia ¿Os ha pasado esto alguna vez?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *