¿Por qué elegir un westy?

westy¡Muy buenas a todos! ¿Que tal? 

Si todavía estáis pensando que raza de perro elegir, os voy a contar porque los westys son los mejores, y porqué yo elegí uno.

Estaba claro que iba a comprar un perro. Siempre me han gustado los animales, y de pequeña tuve un gato que no me pude quedar porqué mis padres no lo permitían.

Tiempo después adopté el perro de mis tíos, más bien fui llevándole a ratos a casa de mis padres, hasta que por fin se quedo para siempre.

Fue mi primer perrito, un chiguagua pequeño y delicado.

Por desgracia, el tiempo pasa para todos, y Miki se convirtió en un abuelete con dolores y sin dientes.

Ya hace 6 años que le dije adiós a mi perro, y desde entonces no he vuelto a tener otro.

Mis circunstancias no me han permitido sacar tiempo para cuidar a un perro como se merece. Ya sabéis la cantidad de horas que hay que dedicarle y yo no disponía de ellas.

Pero finalmente mis circunstancias han cambiado, y ahora trabajo en casa, por lo que puedo estar con mi perrito todo el tiempo que necesita.

Y después de pensar en los pros y los contras de tener perro, y por fin decidirme a tirarme a la piscina, llegó otra de las cuestiones más importantes a la hora de comprar un perro, ¿de que raza lo cojo?

Tenía que ser un perro de un tamaño mediano tirando a pequeño, ya que mi casa no es que sea muy grande y el espacio no abunda.

Por lo tanto, las razas de perros grandes estaban descartadas.

Tenia varias opciones en mente, porque aunque no me había planteado tener perro, siempre te gustan más unos que otros.

El carlino era uno de mis favoritos, con esa carita de bobo que tiene (me encantan los perros con cara de bobos, me parecen super tiernos), luego estaba el West Highland white terrier (más conocido como westy), esa monada de perrito con el pelo blanco y el rabo con forma de zanahoria, y la última opción era el bulldog francés (otro con cara de bobo, muy parecido al carlino).

Cada raza es diferente, y tiene sus características particulares, su carácter y su comportamiento.

¿Por qué me decidí por un westy? 

Después de buscar información sobre los cuidados de cada perro y su carácter, me di cuenta de que los carlinos, al igual que los bulldogs en general, suelen tener una tendencia a tener problemas respiratorios.

Al tener un morro tan achatado, no pueden respirar normalmente y suelen roncar y jadear frecuentemente.

Por otra parte, también leí (y más tarde una amiga me lo corroboró) que los perros carlinos muy frecuentemente tienen problemas de piel, irritaciones y alergias, así como otros problemas más, y hay que estar llevándolos al veterinario muy a menudo.

No es que no quiera ocuparme de un perro enfermo, pero no quiero pasarme todo el tiempo en el veterinario y mi presupuesto no me lo permite.

En cambio, leí que los westy son perros fuertes y sanos, obviamente también pueden sufrir alguna enfermedad o problema, pero no son tan propensos.

A parte de su salud, también valoré su carácter y actividad. Tanto el carlino como el bulldog francés son perros muy activos, que te siguen a todas partes y no te dejan en paz, ¡siempre están detrás tuyo!

El westy suele ser más tranquilo, va más a su aire, por lo menos cuando es adulto.

Un vecino tiene un westy adulto y siempre se le ve relajado y sin tirar de él.

Además es una raza que congenia muy bien con los niños.

Por todas estas, y otras cuestiones más, nos decidimos por la raza westy para nuestro perro.

Creo que ha sido una elección acertada y de la que no nos arrepentiremos.

¡Hasta pronto! y Gracias por leerme y por dejar tu comentario.

Un comentario en “¿Por qué elegir un westy?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *