Receta pasta de cúrcuma o golden paste

Si buscas en Google “cúrcuma”, será difícil encontrar un sitio que no presuma de sus numerosos beneficios. Y estos excelentes beneficios no solo son para nosotros.

Es posible que hayas oído hablar de las propiedades y los beneficios que tiene esta colorida especia para tu perro.
Y si todavía no los conoces, estos son solo algunos de ellos:

pasta de curcuma

  • Es un poderoso antioxidante
  • Alivia el dolor en las articulaciones
  • Puede disminuir la inflamación (puede ayudar con los problemas de picor en la piel)
  • Puede ayudar a prevenir e incluso tratar el cáncer
  • Ayuda a diluir la sangre (disminuyendo el riesgo de coágulos de sangre)
  • Protege el hígado de toxinas
  • Bajar el colesterol LDL (el malo)
  • Y muchos otros beneficios más

Conozco los beneficios de la cúrcuma desde hace un tiempo y comencé a agregarla a la comida de Pixel hace unos meses, pero recientemente he descubierto que lo estaba haciendo mal.

Está claro que la cúrcuma es muy provechosa para nuestros peludos. Solo hay un problema, el cuerpo no la absorbe fácilmente.

Entonces, si le das a tu perro un poco de cúrcuma en polvo todos los días, pensando en todos los beneficios para la salud que le estás aportando, es muy probable que esté absorbiendo muy poco del componente beneficioso de la cúrcuma, la curcumina.

En pocas palabras, el cuerpo se deshace de la curcumina rápidamente, y lo que queda de ella no es muy potente.
Afortunadamente, hay algo que podemos hacer para aumentar la biodisponibilidad de la cúrcuma y la curcumina, y potenciar sus beneficios para nuestras mascotas.

  1. Agregar pimienta negra. Aunque la pimienta negra tiene sus propios beneficios para la salud, lo que nos interesa de ella es su componente activo: la piperina, que puede impedir que el hígado excrete rápidamente la curcumina. Por lo tanto, simplemente basta con añadir una pizca de pimienta negra para ayudar a absorber mejor la cúrcuma hasta en un 2.000%.
  2. Añadir una grasa. La cúrcuma es soluble en grasa, y la grasa permite que la curcumina se absorba directamente en el torrente sanguíneo a través del sistema linfático, de modo que se desvía parcialmente del hígado. Es recomendable utilizar una grasa saludable, como el aceite de coco o de oliva, que cuentan además con sus propios beneficios individuales.
  3. Cocinarlo. Solo se necesita una breve cocción para ayudar al cuerpo a absorber mejor la cúrcuma. Por eso se suele disolver en agua caliente o aceite caliente.

Y de esta combinación nace la pasta de cúrcuma o golden paste, una receta que puede usarse tanto para humanos como para animales.

¿Qué es la golden paste o pasta de cúrcuma?

Es un complemento alimenticio casero, que proporciona un conjunto de beneficios para la salud de los perros (y también de los humanos, gatos, caballos y otros animales). Se elabora con muy pocos ingredientes, y su preparación apenas lleva 10 minutos. Una vez hecho, se mezcla con la comida de tu mascota a diario.

La cúrcuma, el ingrediente principal de la golden paste. Su sabor es amargo y terroso, y se utiliza en la cocina para la elaboración de currys; aunque también se usa como tinte, gracias a su vistosa coloración naranja.

Cómo hacer pasta de cúrcuma

Hay muchas recetas diferentes de pasta de cúrcuma, pero la mayoría son similares. Aproximadamente media taza (que viene siendo 60 gr) de cúrcuma molida se mezcla con una taza o dos de agua destilada, y luego se reduce a fuego medio-bajo hasta que se consiga una consistencia pastosa.

La mezcla se retira del fuego y se deja enfriar. Se añade 1/2 taza de aceite vegetal (bien aceite de coco, o bien aceite de oliva) y se mezcla con la pasta, junto con algunas cucharaditas de pimienta negra recién molida.

receta golden paste

La pasta se transfiere a un recipiente de vidrio esterilizado para conservarlo. Si se guarda en el frigorífico, la pasta durará hasta dos semanas. Sin embargo, también se puede congelar para conservarlo a largo plazo.

Cómo incorporar la golden paste a la dieta del perro

Una vez que tengas hecha la pasta de cúrcuma, agrégala a la dieta de tu perro con la mayor frecuencia posible.
Los perros pequeños deberían comenzar con aproximadamente 1/4 de cucharadita al día, los perros medianos pueden comenzar con 1/2 cucharadita al día, los grandes con 3/4 cucharadita por día, y los de raza gigante pueden empezar por 1 cucharadita al día.

Este es el punto de partida, puede aumentar la cantidad en un período de dos a tres semanas, desde allí, hasta aproximadamente una cucharada para los perros más grandes.

La cúrcuma es desechada por el cuerpo rápidamente, por lo que es mejor dar cantidades más pequeñas varias veces al día, que una más grande solo una vez.

Algunos perros lamerán la pasta de una cuchara, pero a otros les gusta en una sopa o salsa con su comida. A algunos perros habrá que introducírsela en la boca con una jeringuilla.

Puedes agregar pasta de cúrcuma directamente a la comida de tu perro mezclándolo con un poco de agua o kéfir. ¡A la mayoría de los perros no les importa el sabor! O utilizarla al crear tus propios premios o golosinas caseras.

golden paste

Los animales pueden pasar por una desintoxicación al agregar cúrcuma a su dieta por primera vez, y si hay signos de heces blandas o malestar estomacal, es posible que sea necesario reducir la dosis a 1/8 de cucharadita más o menos, por un período más largo.

Contraindicaciones de la pasta de cúrcuma

Antes de darle a tu perro la pasta dorada, habla con tu veterinario para preguntarle si la cúrcuma es adecuada para tu perro. Aunque generalmente se considera como un alimento seguro, no es recomendable para todos los perros.

La cúrcuma es una especia “picante” por lo que si tu perro tiene fiebre o siempre está busca suelos fríos para tumbarse, la cúrcuma puede que no sea para él. La especia también está contraindicada en pacientes con obstrucción biliar o cálculos biliares.

La cúrcuma también puede interactuar con algunos medicamentos, incluidos los antiinflamatorios, anticoagulantes y para la diabetes. También puede interferir con algunos tratamientos de quimioterapia, por lo tanto, si tu perro toma algún medicamento, consúltalo antes con tu veterinario. Lo más probable es que solo ayude, pero siempre es mejor verificarlo.

Asimismo, se sabe que las dosis altas causan problemas hepáticos, y la cúrcuma no se debe usar durante el embarazo, ya que puede causar contracciones prematuras del útero, que pueden derivar en un aborto espontáneo.