Seguros para perros

seguro perrosConsidero los seguros para perros como una red de seguridad que te protege de los gastos inesperados relacionados con tu peludo. Sin embargo, a muchas personas les puede parecer un gasto innecesario.

Puede que lo uses, o puede que no, pero por lo menos, con un seguro tienes la seguridad de poder hacer frente a los gastos, si algún día es necesario.

¿Tener un seguro para perros es obligatorio?

Sí, si tienes un perro considerado potencialmente peligroso: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu. En estos casos, el seguro debe cubrir una indemnización superior a 120.000 €.

Si no tienes un perro de estas razas, no estás obligado a tener un seguro, a menos que residas en la Comunidad de Madrid o en el País Vasco, donde por ley se exige contratar un Seguro de Responsabilidad Civil para todos los perros, sin importar la raza o el tamaño.

En las demás Comunidades Autónomas no es obligatorio, pero si que es recomendable.

perro enfermo¿Por qué hacer un seguro a nuestra mascota?

Si no estás seguro de si el seguro para tu peludo merece la pena, piensa cómo harías frente a una factura inesperada.

Los gastos en veterinarios son elevados, especialmente si tienen que hacerle pruebas, como ecografías, radiografías, o análisis. Para muchos, el costo de la atención puede causar cierta ansiedad, por no poder afrontarlo.

Un seguro puede darnos tranquilidad, al tener la mayor parte de los gastos cubierta.

Con esto en mente, puede que ahora estás considerando la posibilidad de contratar un seguro para perros, sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta primero.

¿Qué cubre el seguro para mascotas?

Al igual que los seguros de casa, de coche o de vida, las pólizas de seguros para mascotas pueden variar dependiendo de lo que cubran. Es muy importante obtener la cobertura adecuada para tu peludo, así que hay que leer muy bien la letra pequeña de la póliza.

Obviamente, cuanto más cubra, más caro será el seguro.coberturas

  • Seguro de Responsabilidad Civil (RC): cubre los daños (personales o materiales) a terceros que cause el perro. Con terceros se refiere a aquellas personas que no sean tu cónyuge, pareja de hecho, padres, hijos, nietos y hermanos. Por ejemplo, si tu perro se cuela en la casa del vecino y le rompe el sillón, estaría cubierto la sustitución del sofá. No suelen incluir los siniestros derivados de la infracción de las leyes, reglamentos, u ordenanzas.
  • Seguro de Accidentes: cubre toda la asistencia sanitaria que necesite tu perro en caso de accidente (consultas, hospitalizaciones, medicamentos, ambulancias, etc). Los casos de envenenamiento o intoxicaciones puede que no estén incluidos.
  • Seguro Veterinario: en este seguro se cubren todos los gastos de asistencia sanitaria que necesite tu perro en caso de accidente o enfermedad. Los tratamientos preventivos, como vacunas, desparasitación, esterilización, limpiezas dentales, etc. puede que no estén incluidos.

También se pueden incluir cláusulas que incluyan los siguientes casos:

  • Pérdida y robo: que cubra el robo del perro, el coste de los anuncios por el extravío, la recompensa por la recuperación, y una prestación en caso de extravío. Aunque nuestro peludo nunca podrá ser reemplazado, algunas aseguradoras ofrecen una indemnización por el valor de animal en caso de que no se encuentre.
  • Adiestramiento: algunas pólizas incluyen el coste del adiestramiento del perro, así como servicios de orientación veterinaria y consultas sobre animales.
  • Muerte por accidente, vejez o enfermedad: deberá cubrir el precio de compra de la mascota. Por lo general, se aplica un límite de edad para cubrir la muerte por enfermedad. Una buena póliza también debería cubrir la eutanasia si tu perro tiene que ser sacrificado, y cubrir los gastos de sacrificio y eliminación del cadáver.
  • Estancia en residencia. cubren los gastos derivados de la estancia en una residencia u hotel para perros, si tienes que ser hospitalizado por accidente o enfermedad y ningún familiar puede hacerse cargo de él.
  • Defensa jurídica. así como fianzas ante denuncias o juicios en los que tengas que intervenir como propietario del perro.
  • Asistencia telefónica. para facilitar información sobre cualquier aspecto relacionado con el animal asegurado.

seguro veterinarioTambién debes tener en cuenta que:

    • Cada seguro tiene un límite de indemnización al año, si superas esa cifra, tendrás que pagar tu. También hay límites de tiempo, por ejemplo, 20 días de enfermedad.
    • La mayoría de los seguros tienen franquicia. Esto significa que si la franquicia es de 100€, y las facturas derivadas de un accidente, enfermedad o perjuicio son 80€, el seguro no te indemnizará. Si las facturas ascienden a 250€, la aseguradora te abonará 150€, que es el exceso de coste sobre la franquicia. En todo caso, deberás asumir el importe de la franquicia.
    • Algunas pólizas incrementan el precio a medida que el perro envejece, o si las utilizas.
    • Los planes de seguro para mascotas generalmente son planes de reembolso, pagas las facturas por adelantado, se las envías a la empresa aseguradora, y este te lo reembolsa. Debes tener claro cómo se tramitan las reclamaciones, así como el plazo del reembolso de tus gastos, para que sepas cuanto esperar.
    • Algunos seguros tienen centros concertados a los que deberás llevar a tu peludo, y puede que no incluya a tu veterinario de confianza.
    • Las prestaciones de tu seguro pueden tener una cobertura a nivel nacional, o en toda Europa.
    • Ciertas aseguradoras hacen descuentos al asegurar 2 o más mascotas.

Seguros para perros peligrosos

Para poder tener un perro considerado como peligroso, hay que cumplir una serie de requisitos que prueben tu aptitud para poder cuidarlo y mantenerlo adecuadamente.

Estos requisitos obligatorios son: ser mayor de edad, tener un certificado de antecedentes penales, disponer de capacidad física y aptitud psicológica, y contratar un seguro de responsabilidad civil.

Las razas de perros potencialmente peligrosos son: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

¿Qué documentos se necesitan para asegurar a un perro?

Los perros tienen que estar censados e identificados con el microchip, así como cumplir con el calendario de vacunaciones requeridas.

Para ciertas cláusulas, es necesario acreditar el Pedigrí, facturas, certificados de adiestramiento y premios obtenidos, así como el Libro de Origen de la Raza.

No se permite asegurar a todos los perros, ya que muchas aseguradoras piden un rango de edad que suele ser desde los 3 meses hasta los 9 años. Y dependiendo de la edad del perro, se podrá o no contratar ciertas coberturas.

costos seguro¿Cuánto cuesta asegurar a un perro?

Como hemos visto, todo dependerá del seguro, las coberturas que elijamos, la raza y edad del perro, así como su utilidad (no es lo mismo un perro de caza que uno de compañía). En mi caso concreto, para asegurar a Pixel, un West Highland White Terrier, de 2 años:

  • Contratar un seguro de Responsabilidad Civil me sale por 20,92€ al año, con una franquicia de 200€
  • Un seguro de RC y accidentes sale por 52,25€ al año
  • Un seguro de RC, accidentes y veterinario por 61,25€
  • Y un seguro veterinario por 1,83€ al mes

Donde vives también importa. Los honorarios de los veterinarios influyen en las primas cobradas; en general, en áreas urbanas como Madrid son más altos que en las áreas rurales, y el precio del seguro lo reflejará.

La edad también marca una gran diferencia. Cuando tu mascota alcanza cierta edad, generalmente entre 8 y 10 años, se incrementa considerablemente la póliza. En algunos casos, las primas se pueden duplicar en el espacio de dos años. Y como resultado, algunos propietarios ya no pueden permitirse asegurar a sus mascotas.

Pagas más si es de pedigrí. Los perros con pedigrí normalmente son más caros de asegurar, ya que son más propensos a padecer enfermedades congénitas de la raza. Eso se aplica particularmente a ciertas razas de perros. Por ejemplo, los labradores pueden ser propensos a problemas de cadera.

¿Qué aseguradoras tienen seguros para mascotas?

Casi todas las aseguradoras importantes tienen un seguro para mascotas: Terránea, SantéVet, Caser, Mapfre, Ocaso, Santa Lucía, Liberty Seguros, Kalibo, etc.

Para no tener que mirar cómo sale con cada seguro, lo más práctico es utilizar un comparador de seguros que te busca el mejor precio para tu caso concreto. Esto nos dará una idea de lo que podemos esperar pagar. Para ello, hay que aportar información, como la fecha de nacimiento de nuestro perro, su raza o que tipo de perro es (de compañía, de caza, etc).

Seguros para otras mascotas que no son perros

La mayoría de las pólizas de seguros sirven para las mascotas más populares, como gatos y perros. Pero también hay seguros para otros animales, como caballos, roedores, reptiles o aves.

Los pequeños roedores, como jerbos, ratones, conejos, cobayas o hámsters, tienen seguro, pero debido a su corta vida, son de valor discutible.

Las mascotas exóticas, como los lagartos, las serpientes y los loros, son más difíciles de asegurar ya que no hay muchas empresas que ofrecen este servicio. Sin embargo, debido a que estas mascotas son inusuales, vale la pena pagar los costos de cubrirlos.

No se pueden asegurar los animales venenosos, pero es posible que quieras hacer un seguro de responsabilidad civil dentro de tu seguro personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *