Trimming en westys

trimming
¡Hola a todos!

Ha llegado la hora de cortarle el pelo a Pixel. Ya tiene 4 meses y, aunque le he bañado alguna vez, todavía no le había cortado el pelo porque lo tenía corto, pero ya tiene unas greñas que casi no puede ver el pobre.

Por supuesto, he decidido llevarle a una peluquería canina, ya que yo no tengo ni idea de cortarle el pelo a un perro. Y si no sabes hacer algo, mejor dejárselo a los expertos que lo harán mejor. Hacerlo sin saber puede causar algún daño a nuestro perro, así que mejor no arriesgarse.

Y llegados a este punto, surge la cuestión del modo de cortarlo ¿con maquinilla o stripping? El corte con maquinilla de sobra lo conocéis, pero el stripping igual os suena un poco extraño.

Para los que no lo sepan, los westys son una raza de pelo duro. En general, todos los terriers lo son.

Antiguamente se utilizaban para la caza, y no necesitaban ningún arreglo ya que se desprendían del pelo naturalmente cuando pasaban por matorrales o arbustos. Pero actualmente son perros de compañía, y necesitan que se lo hagamos de forma artificial.

Ahí es donde entra en juego el stripping, que no es otra cosa que arrancarle el pelo muerto a nuestro perro.

¿Trimming o Stripping? 

El stripping es la acción de arrancar el pelo, mientras que trimming es un arreglo completo, que incluiría el stripping y otros cortes a maquinilla o a tijera por ciertas zonas más delicadas. Así que lo que tienes que pedir a tu peluquero canino es un trimming con stripping.

Beneficios del stripping

A cualquier experto que le preguntes, te va a recomendar hacerle stripping a un westy. Esto es debido a que tiene muchos beneficios para él, en contraposición con la maquinilla.

Un pelo más sano, con más brillo y más fuerza. Si no arrancamos artificialmente el pelo muerto de nuestro perro, no dejamos que el pelo nuevo salga correctamente, la piel se satura de pelo y no los puede dar todos los nutrientes que necesitan. Esto es lo que ocurre cuando se corta a máquina, que sólo se recorta el pelo, no se arranca, y por lo tanto no se alimenta adecuadamente. La falta de brillo, de fuerza y la debilitación del pelo son consecuencias directas de no hacer stripping.

Y si es tan beneficioso para el pelo del perro, ¿Por que no lo hacen todos los dueños de perros de pelo duro? Existe cierta creencia popular que afirma que el stripping les duele, les hace daño. Esto es cierto en el caso de que le hayas pasado siempre la maquinilla y un día le hagas stripping. El perro no está acostumbrado a hacérselo y las capas de pelo no están definidas.

sin trimming

con trimming

También es cierto que, si el peluquero no sabe realizar la técnica correctamente, es posible que le haga más daño del necesario. Pero si es un experto, no le dolerá en absoluto. Y por otra parte, las primeras veces, es posible que les duela, porque están más tensos y asustados ya que no saben lo que les van a hacer, pero pronto se acostumbran y se van relajando.

Otra de las razones es el precio. Esta técnica es más cara que la maquinilla, y muchos dueños no están dispuesto a pagar su precio y deciden pasarles la maquinilla. El precio del stripping ronda los 35€, y el de la maquinilla unos 20€.

El encarecimiento del precio se explica por las horas que lleva el trabajo. Suele durar de 2 a 3 horas, dependiendo del tamaño y de la cantidad de pelo del perro. Con Pixel tardaron 2 horas y media, y eso que es un cachorro y abulta poco. Es un trabajo que exige más dedicación que únicamente pasar la maquinilla.

¿Cuándo empezar con el stripping?

La edad para empezar a hacérselo es a partir de los 4 meses, y a partir de ahí hay que repasárselo cada mes y medio o dos meses. De esta manera, el pelo nuevo le saldrá más grueso ya que cada poco tiempo es arrancado.

Hay que tener en cuenta que las primeras sesiones, la capa no saldrá perfecta de la peluquería, y es posible que le dejen peladito, más incluso de lo que queremos. Pero esta primera toma de contacto sirve para preparar la configuración de la capa en 3 longitudes diferentes.

Se le arranca la capa exterior muerta, la segunda capa se encuentra plana en el cuerpo de los perros, y la tercera capa está saliendo, que es cuando el perro necesita el arrancado.

Cómo podéis ver en las fotos, ha Pixel le he hecho un trimming completo, con stripping y corte con tijeras en otras zonas más difíciles. La verdad es que ha quedado precioso y volveré a repetírselo dentro de un mes y medio. Ya os contaré cómo voy viendo el pelo.

¿Le habéis hecho trimming a vuestro westy? Contadme cómo tiene el pelo y si merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *