Viajar con perros

viajar con perroSiempre que puedo, me escapo con Pixel y hacemos un viajecito en el día, no muy lejos, por aquí cerca. Viajar con tu perro es muy gratificante, pues puedes disfrutar de nuevas vistas y nuevas experiencias, con la mejor compañía, tu amigo de cuatro patas.

Cuando viajamos con nuestro perro en el coche, pueden plantearse varias dudas ¿Cómo debe ir sujeto para evitar multas de tráfico? ¿Cuál es el método más seguro? ¿Cómo conseguir que mi perro viaje tranquilo? En este artículo intentaré contestar todas estas cuestiones para viajar más tranquilos.

Viajar con perros: ¿Qué exige la ley?

Cumplir la normativa al viajar con perros en coche es muy sencillo, solo tenemos que acudir a la Ley General de Tráfico, donde nos indica lo siguiente:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Esto quiere decir que siempre que nuestro perro viaje sujeto, sin posibilidad de que moleste al conductor ni interfiera en su campo de visión, estaremos cumpliendo la normativa.

viajar seguro perro

¿Cuál es la forma más segura para nosotros y nuestro perro?

Aquí debemos hacer una diferenciación entre perros pequeños y grandes:

Perros pequeños

Si nuestro perro tiene un tamaño que lo permita, la opción más segura, tanto para el perro, como para los ocupantes, es que viaje en un trasportín rígido situado en el suelo, detrás de los asientos delanteros.

Perros grandes

Aquí encontramos más dificultades, porque ninguna de las medidas que se plantean es totalmente segura, pero las mejores, dentro de las posibilidades existentes, son estas dos:

  • Viajar en el maletero en un trasportín y con rejilla de separación: Lo ideal es combinar ambas medidas para aumentar la protección. La rejilla deberá ir desde el techo hasta el suelo del maletero y cumplir las normas DIN 75410-2. Por su parte, el trasportín deberá ser rígido y se colocará lo más cerca del respaldo posible y en posición transversal a la marcha.
  • Arnés con dos enganches: La otra opción para perros medianos o grandes sería la sujeción mediante un arnés con dos enganches y un sistema de unión corto. Debemos evitar los arneses de un solo enganche, pues se romperán ante un impacto, así como sujetar al perro del collar, ya que puede causarle graves daños.

Además, debemos de revisar nuestro seguro de automóvil para comprobar que en caso de accidente quede cubierto el traslado y atención de nuestro perro.

viajar perro

¿Cómo viajar tranquilamente con nuestro perro?

Si queremos que nuestro perro viaje tranquilo en el coche, lo ideal es acostumbrarlo poco a poco a ello. Podemos empezar realizando tramos pequeños por la ciudad que acaben en una zona agradable para él, como un parque.

Si nuestro perro viaja en el coche solamente para ir al veterinario, claramente realizará una asociación negativa y no le hará ninguna gracia montarse.
Además, si nuestro perro suele marearse o ponerse nervioso podemos ayudarnos de productos naturales que le ayuden a relajarse y le hagan los viajes más llevaderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *